jueves, 3 de diciembre de 2020 Actualizado a las 11:23

Conciencia M

Nuestra huella: campaña invita a conocer cómo se hace tu ropa y su impacto en el planeta

por 10 noviembre, 2020

Nuestra huella: campaña invita a conocer cómo se hace tu ropa y su impacto en el planeta
En un contexto de compras masivas en plataformas online por los cyber days en Chile, la iniciativa apuesta por informar a las personas y la responsabilidad ambiental y social.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En medio de una vorágine de ofertas de distintas empresas que forman parte del e-commerce y los cyberdays, la campaña Nuestra huella invita a conocer el impacto en el medio ambiente y a informarse de manera consciente sobre el origen de las prendas y su cadena de suministro, apostando a la responsabilidad social y ambiental.

La marca outdoor Patagonia entiende que es parte de una de las industrias más contaminantes del mundo y que actualmente, según datos de la ONU, aporta con el 8% de los gases de efecto invernadero producto del uso de energía proveniente de plantas termoeléctricas que funcionan en base a carbón. Esta cifra, es incluso superior a la contaminación de vuelos internacionales y transporte marítimo combinado, por lo que la marca con sede en California no solo trabaja por reducir su impacto, sino por hacer verdaderos cambios en beneficio del medio ambiente y cumplir la gran meta de convertirse en carbono neutral para el 2025.

Macarena Sánchez, directora de Marketing de Patagonia Chile destacó que “la invitación es a pensar distinto el consumo, con una mirada responsable desde lo social y ambiental porque está en las manos de cada persona cambiar el futuro y la forma de hacer las cosas. Por eso buscamos inspirar a través de nuestros programas y campañas demostrando que podemos trabajar no solo en reducir nuestro impacto, sino que en convertirlo en algo positivo. Ese es nuestro desafío y nuestra misión”.

La marca ya ha dado grandes pasos como el uso de algodón orgánico desde 1996, 68% de la línea de productos usa materiales reciclados y 66 mil trabajadores son parte del programa de Comercio Justo. Porque no se puede ser responsable con el medio ambiente dejando de lado a las personas, por eso el programa Fair Trade promociona condiciones laborales y de seguridad justas para las personas que son parte de su línea de producción.

Esta labor hoy se traduce en que el 83% de la línea cuenta con certificación Fair Trade o Comercio Justo, el mayor porcentaje que cualquier otra marca de ropa. Este trabajo de empoderamiento a la fecha ha permitido que 66 mil personas hayan logrado decidir cómo mejorar su calidad de vida mediante la prima que Patagonia paga por cada prenda que se confecciona en las fábricas certificadas. 

La apuesta por materiales sustentables

Una de las grandes apuestas fue innovar en materia de diseño textil convirtiéndose en pionera dentro de la industria del vestuario. Así, un 68% de la tela de esta temporada este hecha con materiales reciclados en un contexto en que menos del 10% de las fibras que se producen en el mundo se hacen de esta forma. Así, este año, dejó de emitir 20 mil toneladas de CO2. 

Además, el uso de la tierra para fines agrícolas, silvícolas y de otra índole “supone el 23% de las emisiones antropógenas de gases de efecto invernadero” según informe del 2019 del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), degradando los suelos y disminuyendo su capacidad de producir recursos.

. En este escenario, los métodos orgánicos regenerativos construyen suelos saludables y ayudan a devolver el carbono al suelo, convirtiéndose así en un método de cultivo que tiene potencial de cambiar la forma en que producimos alimentos y fibras y restaurar la salud de nuestras tierras y clima.

Si bien el concepto “orgánico regenerativo” se incorporó en Patagonia hace más de 20 años con el uso de algodón orgánico, actualmente el nuevo paso es mucho mayor y se relaciona con la inversión en 550 granjas que producen esta fibra para apoyar su proceso de Certificación Orgánica Regenerativa, en un contexto en que menos del 1% del algodón que se cultiva en el mundo es orgánico. 

Esta certificación de agricultura holística tiene como pilares el bienestar animal basado en pastos, la equidad para los agricultores y trabajadores, y requisitos sólidos para la salud del suelo y el manejo de la tierra. En esta línea además, es importante instalar herramientas para crear sostenibilidad, es por eso que tiene un fuerte foco de capacitación de agricultores y consumidores para forjar un sólido futuro de una mejor agricultura.

Sánchez señala que “la problemática por cuidar nuestro planeta y sus suelos se hace más urgente día a día y nuestra misión cobra sentido cuando somos un aporte en esta carrera. No buscamos simplemente reducir nuestro impacto, sino que estamos trabajando para ser un impacto positivo e inspirar a otras personas a sumarse a este desafío. En ese sentido, la agricultura orgánica regenerativa es uno de esos caminos ya que no solo permite cultivar alimentos sino también fibras textiles, como es el caso de la prueba que estamos realizando con el Algodón Piloto de la Certificación Orgánica Regenerativa”.

Más información sobre El Mostrador