domingo, 24 de octubre de 2021 Actualizado a las 03:09

Eventos

Industria de eventos realiza medición de CO2 en matrimonio simulado para establecer científicamente la seguridad sanitaria de estos recintos

por 29 julio, 2021

Industria de eventos realiza medición de CO2 en matrimonio simulado para establecer científicamente la seguridad sanitaria de estos recintos
Actividad organizada por la Asociación de Eventos de Chile, recreó un matrimonio al interior del centro de eventos Entremuros, donde se saturó el ambiente de CO2 como si hubiese 400 asistentes, y luego se midió los niveles de concentración al ventilar el lugar. La prueba arrojó que con una adecuada renovación del aire, estos recintos son seguros para funcionar y llevar a cabo reuniones masivas en el actual contexto de pandemia.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Uno de los sectores más golpeados por la pandemia en su proceso de reapertura y reactivación, ha sido el rubro de los eventos. Crisis que ha impactado directamente a una actividad que en tiempos normales genera cerca de 300 mil empleos a través de las 9 mil pymes que componen esta industria.

Industria que ha estado prácticamente cerrada durante 17 meses, obligando a cancelar, suspender y reprogramar distintos eventos durante ese período. Razón por la cual, la Asociación de Eventos de Chile (Asevech), inició una cruzada para demostrar con base científica que este tipo de recintos son sanitariamente seguros para funcionar y que cuentan con todas las condiciones necesarias para organizar eventos masivos y resguardar la salud de los asistentes en el actual contexto de pandemia.

De esta forma, la Asevech, en alianza con la Universidad Católica, y el apoyo de la CPC y la Multigremial, comenzó a realizar pruebas para medir el CO2 en distintos centros de eventos, donde se satura el espacio de esos recintos simulando actividades para 200 y 400 personas, y luego se ventilan los lugares. Las pruebas arrojaron que luego de renovarse el aire de los locales, los niveles de CO2 disminuyen significativamente, reduciendo al mínimo los riesgos de contagio de Covid-19.

La prueba más reciente se realizó hoy en el centro de eventos Entremuros, ubicado en la comuna de Huechuraba, donde se recreó un matrimonio y se simuló la concentración de CO2 como si hubiese 400 asistentes en el salón. El resultado estableció que los niveles de CO2 disminuyeron muy por debajo de la norma que hoy se exige para funcionar, constatando que este tipo de recintos se comporta similar a un espacio abierto, por su altura y capacidad de ventilación natural, y por lo tanto, cuentan con las condiciones para organizar actividades masivas.

A la actividad asistió el ministro de Economía, Lucas Palacios, quien destacó la importancia de que la economía y los distintos sectores se reactivan y vuelvan a generar empleos y señaló que “la pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de la innovación, la tecnología y la ciencia”.

“Eso lo hemos observado en las vacunas, en los dispositivos que han servido para purificar el aire en ciertos recintos, y eso también lo estamos observando en este esfuerzo científico para poder medir la emanación de CO2 en determinados espacios, precisamente para medir el nivel de ventilación de acuerdo al número de personas que hay en su interior”, agregó.

Ensayos

El viernes pasado se recreó un seminario para 400 personas en el centro de eventos Casapiedra, y hace un par de semanas se simuló un almuerzo para 200 asistentes en la Casona de la Laguna en Chicureo.

Para la directora y vocera de la Asevech, Sofía Jottar, “estas mediciones son muy importantes para la industria, ya que nos permiten afirmar con base científica, y no a partir de la intuición, que los centros de eventos son recintos que cuentan con todas las condiciones y la seguridad sanitaria para organizar actividades masivas, con aforos incluso mayores a los que en la actualidad se nos autoriza, considerando que los 8 metros cuadrado por personas que se permite hoy, es muy restrictivo para la industria de eventos profesionales”.

Por su parte, el gerente general del centro de eventos Entremuros, Tomás Swett, afirmó que “somos un sector que ha estado muy postergado, pero que hemos demostrado con pruebas científicas que no hay razones para mantenernos con estos niveles de restricción para funcionar, y que se puede organizar ceremonias masivas sin poner en riesgo la salud de las personas”. “Como rubro necesitamos ponernos de pie y volver a generar oportunidades de trabajo para los chilenos. El llamado a la autoridad es que revise el tema de los aforos y se amplíen, teniendo en cuenta estas mediciones”, concluyó.

Más información sobre El Mostrador