sábado, 17 de noviembre de 2018 Actualizado a las 08:55

Europa afronta el reto de buscar alternativas para suplir el crudo iraní

por 15 febrero, 2012

Europa afronta el reto de buscar alternativas para suplir el crudo iraní
Clave en esta búsqueda es Arabia Saudí, el mayor exportador de crudo al mundo y socio de Irán en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), pues el reino wahabí dispone aún de suficiente capacidad y de un producto de calidad similar al iraní.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Europa afronta el desafío de buscar alternativas viables al crudo de Irán ante el embargo a las importaciones de ese país a partir del 1 de julio, un reto aún más apremiante si Teherán cumple su amenaza de adelantarse a esa fecha y cortar por su parte los suministros.

De hecho, la televisión oficial iraní en inglés, PressTV, anunció hoy que Teherán había cortado las ventas de crudo a seis países europeos, entre ellos España e Italia, una noticia que causó un alza inmediata de los precios del petróleo y que luego fue desmentida por un portavoz del Gobierno de Teherán.

"Europa teme un corte de suministros de crudo de Irán. Los países europeos han empezado a buscar otras fuentes", señaló a Efe Ehsan Ul-Haq, analista de la asesora británica KBC.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) calcula que en total Irán estaba exportando unos 600.000 barriles diarios (bd) a Europa, que deberán ahora sustituirse con otras fuentes.

Se calcula que Grecia, con el 14 % de ese volumen, e Italia y España, con el 13 %, son los países que más crudo iraní reciben normalmente y, por lo tanto, los más afectados por la necesidad de buscar alternativas.

Clave en esta búsqueda es Arabia Saudí, el mayor exportador de crudo al mundo y socio de Irán en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), pues el reino wahabí dispone aún de suficiente capacidad y de un producto de calidad similar al iraní.

Así, España confía en poder recurrir a Riad, según dijo hoy el secretario de Estado español de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, al estimar que los saudíes reaccionarían con "una respuesta positiva compensadora".

Arabia Saudí ha asegurado que puede bombear hasta 12 millones de barriles diarios (mbd), aunque hasta ahora nunca ha llegado a ese nivel, y su ministro de Petróleo, Alí I.Naimi, afirmó en diciembre pasado en Viena que su país estaba bombeando ya 10 mbd.

Según Ul-Haq, Arabia Saudí ha elevado sus exportaciones de crudo a Europa en los últimos meses y está en mejores condiciones de ofrecer barriles alternativos a los de Irán que en el caso de Libia, pues ese último país tiene otra calidad de crudo.

"Pero hay problemas de organización", alertó el experto, quien ha resaltado las diferencias entre los tipos de contratos de venta que usan Irán y Arabia Saudí, una cuestión técnica que requiere "una microgestión complicada" a la hora de reorganizar los suministros.

Además del crudo saudí, también Irak y Rusia tienen un tipo de petróleo similar al iraní y podrían ser vendedores alternativos.

Claro está que los suministros alternativos serán más caros que los actuales, no sólo porque el cambio elevará de por sí los precios, sino también por una mayor especulación a raíz del temor a una escasez en el mercado.

El posible corte de suministro iraní es visto también como parte de una escalada de un contencioso que amenaza con un conflicto bélico de consecuencias incalculables, pero que nadie duda de que llevaría al precio del crudo a batir nuevos récords históricos.

Ya hoy, inmediatamente después de conocerse la noticia del teórico corte iraní, el barril del crudo Brent subió 1,5 dólares y superó los 119 dólares.

De momento, la medida golpea a países con problemas económicos, especialmente a Grecia, que "ha recibido mucho crudo de Irán y no puede pagar precios más altos", dijo Ul-Haq.

El comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, admitía ayer en Bruselas que no puede ofrecer "garantías" a Grecia de que tendrá el petróleo suficiente, en caso de que Irán corte el envío de crudo.

Impulsado por las crecientes tensiones en Oriente Medio, el petróleo lleva varios días en las cotas máximas de este año.

Los analistas prevén que el aumento de las tensiones con Irán encarecerá aún más el "oro negro".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV