sábado, 5 de diciembre de 2020 Actualizado a las 06:16

El culebrón al interior de Hill&Knowlton Captiva que amenaza con descabezar la poderosa agencia

por 16 octubre, 2012

El culebrón al interior de Hill&Knowlton Captiva que amenaza con descabezar la poderosa agencia
Tiene entre sus clientes a Pablo Alcalde y está otra vez en crisis. El gigante de las relaciones públicas y ex socio de Cristina Bitar, enfrenta una demanda y pierde socios y cuentas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Desde que Cristina Bitar y Pablo Zalaquett fundaron Captiva, la empresa de asesorías comunicacionales, ha pasado de mano en mano y su actual dueño acaba de sufrir bajas importantes en su equipo y clientes. Y no solamente eso: también enfrenta una millonaria demanda.

Fuentes que conocen de la crisis comentan que los dos directores más importantes de la agencia, Paula Lacámara y Max Cano renunciaron hace dos semanas. Una tercera ejecutiva clave, Pamela Leonard, también  renunciaría.

Lacámara y Cano ya formaron una agencia rival, Simplicity, llevándose clientes claves como Puerto de Valparaíso, Gasco, Correos de Chile y la cadena de casinos Dreams.

Asimismo hay rumores de que Pablo Alcalde, el ex presidente de La Polar y actual cliente, se iría a la nueva firma. Aunque al interior de la compañía un funcionario, que no tiene intenciones de irse, sostiene que mientras el actual gerente general, Matías Cartajena, siga a cargo, Alcalde no se va.

El abogado de Alcalde es Jorge Bofill, quien, aseguran profesionales que han trabajado en Hill&Knowlton, es amigo de Cartajena.

Cano y Lacámara dejaron la compañía un viernes y el lunes ya estaban instalados en su nueva oficina en el sector oriente de Santiago. Junto a ellos se irían entre tres y cinco profesionales de la agencia que se habrían sumado al proyecto.

La razón de fondo de la crisis: plata

En los últimos 4 años las utilidades de la agencia se han disparado bajo la dirección de Cartajena, quien reemplazó a Cristina Bitar. Cartajena, periodista de Universidad Finis Terrae y Master en Políticas Públicas, tiene una reputación de tener carácter fuerte y poner mucha presión en sus equipos. Pero le reconocen su cualidades como asesor de crisis y su capacidad de generar ingresos.

A Cartajena igualmente se le da crédito por haber expandido el negocio al área de marketing y producción de eventos, los que de acuerdo a expertos de la industria, son una fuente de ingresos más predecibles y con buenos márgenes.

El 2011 Hill&Knowlton Captiva tuvo ingresos de alrededor de US$ 5 millones y una utilidad de casi US$ 1 millón. Fuentes al interno de la firma y que conocen los números dicen que los ingresos se han triplicado en el último cuadrienio. El año pasado las utilidades de H&K Chile representaron alrededor del 60 % de las utilidades del grupo en la región.

El problema es que para la gran mayoría de los trabajadores, el éxito de la empresa no fue compartido con ellos. Para Lacámara y Cano, el hecho que se cancelara el bono anual este año fue la gota que rebasó el vaso, llevándolos a renunciar y a presentar una demanda contra Hill and Knowlton por el no cumplimiento de contrato.

Según afirman las fuentes, la acción judicial provino del no pago de bonos equivalentes al 10 % de las utilidades generadas por la filial chilena de H&K, que en principio se pagaría a los principales ejecutivos de la empresa.

El desembolso correspondía que se entregara en abril pasado, pero la matriz habría determinado no pagar atendida la situación económica internacional y sólo habría accedido a entregar un alza de 1 % en los sueldos, cuestión que habría desatado la molestia de la primera línea de la filial local.

Para tratar de encontrar una solución a la crisis, la semana pasada estuvieron en Santiago dos altos ejecutivos de Hill and Knowlton —los mexicanos Marcelo Quiroga, vicepresidente de finanzas para Latinoamérica y Julio Madrazo, vicepresidente para la región— quienes vinieron a informarse del terremoto que sacudía nuevamente a la empresa e intentar apaciguar los ánimos.

De acuerdo a tres personas que se reunieron con ellos, su misión no tuvo mucho éxito, ya que en la reunión con el staff hubo duros cuestionamientos a la gestión de los mexicanos y la conversación fue subida de tono.

Historia que se repite

Esta no es la primera crisis de la agencia.

El primer cambio ocurrió con la partida del actual alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, que cuando va por la candidatura de la Florida le vendió su parte a Bitar. El segundo fue la venta de Captiva a Hill & Knowlton cuando Bitar asume como generalísima de Joaquín Lavín. Vuelve a trabajar después de  la campaña como empleada, como Directora Ejecutiva, y se queda varios años.

Su hombre de confianza en Captiva, Felipe Edwards, crea Azerta junto a Gonzalo Cordero —militante UDI— que era asesor de Captiva y se llevan Cencosud y Fasa como clientes y parte del personal.

H&K Captiva sigue operando, tiene buenos resultados. Para reemplazar a Edwards, Bitar contrata a Cartarjena en 2008, que venía de Extend, la agencia de las hermanas Velasco, hijas de Belisario, ministro del Interior de Michelle Bachelle.

Cristina se va en 2008 y entra como socia de Azerta. Su partida no fue amistosa y su relación con Cartajena es “áspera”, según gente que los conoce a ambos.

Este año Hill&Knowlton Captiva cambió de nombre a Hill+Knowlton Strategies.

Negocio comunicacional

El negocio comunicacional ha explotado en los últimos años en Chile y la competencia es dura, pero las cifras que se mueven son millonarias.

Las agencias han logrado convencer a empresas y altos ejecutivos de que sus servicios son vitales para sustentar una correcta presentación mediática que aminore las crisis y los factores dañinos para su imagen pública.

Los pesos pesado, además de Hill+Knowlton y Azerta, son Eugenio Tironi, Enrique Correa (Imaginacción) y las ya mencionadas hermanas Pilar y María de la Luz Velasco (Extend).

Hay que ver como quedará parada H&K Strategies una vez que se solucione la actual crisis. Descabezada la alta plana ejecutiva, los “mexicanos” podrían decidir dar tiraje a la chimenea en la agencia, aunque algunos estiman que deberán tomar resguardos para que no se repita el desangramiento en cuatro años más.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV