martes, 22 de octubre de 2019 Actualizado a las 03:49

Bloomberg: El sueño de una reforma educacional en Chile se amarga en medio del paro de profesores

por 21 julio, 2015

Bloomberg: El sueño de una reforma educacional en Chile se amarga en medio del paro de profesores
El influyente medio de negocios repasa el abrupto cambio de ánimo en el país luego de que se sincerara que los recursos para financiar la reforma educacional no alcanzan, ya que terminar con la municipalización, subvención y carrera docente costaría cerca de US$5 millones al Estado, aún sin contar la gratuidad universitaria.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La presidenta Michelle Bachelet se abrió paso con los mayores aumentos en impuestos en casi medio siglo, para aumentar los salarios de los profesores y eliminar costos de la educación.

El problema es que muchos estudiantes pueden piensan en que ni siquiera se debería haber molestado.

La visión de Bachelet de levantar Chile hacia el estatus de nación desarrollada mediante la mejora de la educación ha chocado con los intereses del sindicato de profesores, lo que refleja las batallas ya libradas en los países de más al norte.

Nada menos que 300 mil alumnos de escuelas estatales han estado sin clases durante siete semanas, debido al que los profesores emprenden su paro más largo en casi cinco décadas para protestar contra una reforma que planea más estrictas las evaluaciones a su trabajo.

"Esta huelga prolongada es preocupante y se está dañando a los niños", dijo Manuel Sepúlveda, director de la fundación Educación 2020. Con el gobierno luchando por reconciliar los distintos grupos de interés, "es muy probable que el sector de la educación siga en crisis".

Los esfuerzos para mejorar la educación mediante la vinculación de pago de los maestros dependiendo del rendimiento de los estudiante -durante mucho tiempo un punto de controversia en los EE.UU.- están provocando una reacción violenta en América Latina.

Los maestros en México se declararon en huelga el mes pasado para protestar por una reforma de la educación. 30.000 educadores de Chicago abandonaron el trabajo en 2012 sobre un plan para vincular la evaluación de maestros al rendimiento del estudiante. Washington y la ciudad de Nueva York se reunieron con una resistencia similar a la evaluación de los educadores.

Promesas de Campaña

Hace dos años, Bachelet ganó la presidencia por el mayor margen desde el retorno de la democracia en 1990, sobre las promesas de garantizar una educación de calidad y gratuita para todos. Sostuvo en su ocación que una mejor educación era la clave para que Chile incrementara sus niveles de productividad y diera el salto a la condición de país desarrollado, así como también era esencial para reducir la mayor brecha de desigualdad de la OCDE que ostenta Chile.

Pero dar a los estudiantes y los profesores lo que quieren ha sido más difícil de lo esperado. Los estudiantes universitarios, quienes habían detenido tres años de protestas, han tomado una vez más a las calles por la preocupación de que el
gobierno de marcha atrás en sus promesas.

Mientras, los docentes protestan contra un proyecto de ley en el Congreso que uniría un alza en los salarios pero unida a una evaluación más regular de los niveles de enseñanza.

Palillos para tejer

Atrapados en medio de la disputa de Chile están los estudiantes como Jeison Ruiz, de 18 años, quien tendrá que rendir sus exámenes finales en diciembre.

"Todos mis planes de vida están en suspenso", dijo Ruiz, que quiere convertirse en un electricista. "No sé cuando van a dar el examen final, o incluso a quién preguntar."

Por ahora, Ruiz vende palillos para tejer fuera de un hospital local para pasar su tiempo; claramente ese no es el tipo de empresa que ayudará a Chile a mantener su posición como la nación más rica de América Latina.

Bachelet nombró a una nueva ministro de Educación el 27 de junio pasado para tratar de salir del punto muerto.

"El gobierno se está abriendo para encontrar una salida al conflicto", dijo Jaime Gajardo, presidente del Colegio de Profesores que ha llevado a la huelga. "Está haciendo un esfuerzo, reconocemos eso, pero tiene que ser más valiente".

Según Gajardo, medir a los maestros está basado en la desconfianza y podría ser discriminatorio, agregando que causaría que los educadores descuiden sus tareas docentes con tal deprepararse para sus evaluaciones.

"No hay evidencia de que las pruebas disciplinarias tengan un impacto positivo o mejoren la calidad de la educación", dijo.

La huelga no está teniendo un efecto inmediato en la economía, ya que los maestros continúan recibiendo sus sueldos durante el paro laboral.

Camila Vallejo

Las protestas estudiantiles en apoyo de la educación superior gratuita acapararon titulares en todo el mundo hace tres años. La líder de la protesta Camila Vallejo, quien fuera perfilada en periódicos como The Guardian como la "nueva héroe popular revolucionaria", mientras carabineros apuntaba sus cañones de agua y gas lacrimógeno contra cientos de miles de estudiantes.

Chile cuenta con el sistema de educación más segregada en el mundo y los estudiantes exigían una revisión completa, comentó Manuel Sepúlveda, de Educación 2020.

"La reforma educacional, que tenía el potencial para ser un gran éxito, va a terminar como un naufragio" si el gobierno no recibe el apoyo de todos los participantes, dijo Gabriel Boric, diputado en el Congreso y ex líder estudiantil.

El apoyo a los cambios educativos cayó a 33% en junio, luego del 45% del mes anterior, en medio de la huelga de los maestros, de acuerdo a la encuesta de GfK Adimark.

La desigualdad brutal

El gobierno tiene que pasar dos proyectos de ley más antes de completar su paquete de reforma educacional. Uno transferirá las escuelas estatales al control del Ministerio de Educación desde los municipios, mientras que el otro introduce gradualmente la educación universitaria gratuita.

La administración de Bachelet ya logró pasar un proyecto de ley para eliminar las tasas en las escuelas que reciben fondos del estado.

Las reformas se ocupan de cuestiones de la "calidad, de inclusión y resolver temas de la brutal desigualdad", dijo la nueva ministra de Educación, Adriana Delpiano, el 8 de julio.

Pero eso va a tener costos: la eliminación de las cuotas escolares costarán US$ 1.7 billones, mayores salarios y cambios en la carrera doocente será otros US$ 2.3 billones, el traslado de los colegios al ministerio de Educación es de mil millones de dólares y el proyecto de ley de la gratuidad en la universidad aún está por venir.

Todo esto en un momento en que el ministro de Hacienda dice que la economía crecerá menos de lo previsto este año, los precios subirán más de lo estimado y el déficit fiscal será más amplio.

El gobierno no va a tener "todos los recursos inicialmente previstos para llevar a cabo nuestro programa y satisfacer las demandas sociales", dijo Bachelet el 10 de julio pasado. "Tenemos que priorizar y gradualizar algunos aspectos de nuestros compromisos."

Todo parece indicar que el conflicto por la educación de Chile, que ya lleva una década de duración, parece que está lejos de terminar.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV