domingo, 7 de marzo de 2021 Actualizado a las 17:42

Autor Imagen

Opinión: No tienen el músculo, no entienden o no quieren entender

por 22 julio, 2015

Opinión: No tienen el músculo, no entienden o no quieren entender
Hoy resulta imperiosamente necesario leer y entender que el clima social es muy inestable y los ciudadanos no quieren más explicaciones. Un contexto en donde una declaración de más, un porcentaje entregado al voleo o la falta de prolijidad en el nombramiento de una autoridad , despiertan de manera brusca a un ciudadano hastiado y desconfiado que requiere ser abordado de otra manera, con otras habilidades e idealmente con un reset en el approach.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Rumores en redes sociales por desabastecimiento de combustible, cortes de energía y problemas en reposición de suministros,surgen hoy como problemáticas aparentemente muy difíciles de gestionar e ingredientes inevitables para una caldera a punto de estallar.

Todas estas son situaciones que han producido reacciones a destiempo y poco conectadas con la realidad, y que de una u otra forma han ido sumiendo a empresas y gobierno en un estado de shock y parálisis del que les está costando mucho despertar.

Obviamente, el hecho de que estas situaciones cobren excesiva viralidad e inusitada gravedad se explica en un clima como el actual, con una profunda sensibilidad,descontento creciente y una ciudadanía activa como nunca.

Así, hoy resulta imperiosamente necesario leer y  entender que el clima social es muy inestable y los ciudadanos no quieren más explicaciones. Un contexto en donde una declaración de más, un porcentaje entregado al voleo o la falta de prolijidad en el nombramiento de una autoridad , despiertan de manera brusca a un ciudadano hastiado y desconfiado que requiere ser abordado de otra manera, con otras habilidades e idealmente con un reset en el approach.

El mundo empresarial y político debe entender que lo que antes se solucionaba con una llamada, con un contacto o, en el peor de los casos, con un silencio sepulcral, hoy no está funcionando ni va a funcionar más.

En este sentido, rescato lo que José Antonio Llorente describe muy acertadamente en su reciente libro “El octavo sentido”, respecto de la forma en que las compañías deben afrontar la comunicación  - y que es aplicable tanto a entidades públicas como privadas - en donde señala que : “las empresas del futuro no se van a distinguir por envolver en papel celofán mas o menos bonito sus mensajes,sino por poner bajo los focos lo que son y conectarlo con los intereses,necesidades y aspiraciones de los ciudadanos”.

En este contexto, las palabras de Llorente retumban muy fuerte y son atingentes a una serie de sucesos que hemos afrontado en Chile y que han demostrado que las fórmulas que se han empleado este llamado “primer tiempo”, no ha sido las más acertadas , lo que se ha  traducido en un escaso nivel de aprobación en las encuestas y un creciente deterioro en la imagen del empresariado.

Así, hoy no sirve tratar de afrontar las situaciones de la misma forma y con los mismos recursos. Tampoco sirve lamentarse desesperadamente porque las cosas no están funcionando. Hoy es necesario hacer un reset en el approach , es decir replantearse la forma en que se gestiona la comunicación tanto a nivel político como corporativo.Aún queda un espacio de tiempo (segundo tiempo) pero hay que entenderlo y hacerlo, no sólo decirlo.

Sin excusas, sólo hacerlo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV