sábado, 16 de octubre de 2021 Actualizado a las 18:43

Autor Imagen

Opinión: Difícil alcanzar la meta inflacionaria

por 10 agosto, 2015

Opinión: Difícil alcanzar la meta inflacionaria
"En condiciones normales, el Banco Central debería estar considerando seriamente subir la tasa de interés de instancia, pero no se atreve a hacerlo debido a que esto debilitaría aún más la alicaída actividad económica que presenta el país".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Banco Central se ha comprometido a mantener la inflación en doce meses en un rango de 2% a 4%. En el último IPoM estima alcanzar una inflación de 3,6% para 2015. Sin embargo, todo indica que lo más probable es que la inflación este año sea más de 4%. A julio, la inflación en 12 meses alcanza al 4,6% y está subiendo. La inflación subyacente está en 5,7% y el deflactor del PIB excede el 5% anual. Ciertas componentes, como los alimentos, muestran variaciones en 12 meses de 7,5%, mientras las remuneraciones nominales crecen 6,3%.

En condiciones normales, el Banco Central debería estar considerando seriamente subir la tasa de interés de instancia, pero no se atreve a hacerlo debido a que esto debilitaría aún más la alicaída actividad económica que presenta el país.

¿Cuál es la causa de este shock inflacionario? Siempre las causas son múltiples, pero claramente el aumento del valor del dólar es uno de los factores más importantes. El tipo de cambio ha subido un 16,5% en doce meses, mientras la inflación externa relevante ha sido negativa, lo que ha generado presiones inflacionarias que se estiman en 8,7% anual. En otras palabras, los productos importados deberían tender a subir en promedio, más de 8% en doce meses.

Las remuneraciones han crecido en 6,3% en doce meses, mientras la productividad del trabajo ha crecido en torno al 0,7% anual. Esto genera presiones laborales de costo del orden de 5,6% en doce meses.

Por otro lado, los agregados monetarios han estado creciendo en torno al 10% anual, mientras la economía crece en torno al 1,8% anual. Esto significa que, sólo gracias a una fuerte disminución en la velocidad de circulación del dinero, se ha logrado evitar que la inflación haya subido aún más.

En septiembre se espera que la Reserva Federal de Estados Unidos comience a subir la tasa de interés, lo cual debiera empujar el tipo de cambio aún más. La tarea del Banco Central se ve difícil, y es probable que no le quede más remedio que subir la tasa de interés.

Erik Haindl Rondanelli
Director Instituto de Economía Universidad Gabriela Mistral

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV