miércoles, 24 de febrero de 2021 Actualizado a las 20:35

Argentina niega a extranjeros acceso a bonos tras subida del peso

por 25 mayo, 2016

Argentina niega a extranjeros acceso a bonos tras subida del peso
Las autoridades buscan limitar la inversión que consideran que probablemente será de corto plazo por la preocupación de que haga subir excesivamente el peso, poniendo a la divisa en riesgo de una caída repentina si la opinión fluctúa. Las letras del banco central, que llegaron a tener tasas del 38 por ciento a principios de este año, se volvieron populares entre inversionistas extranjeros, tras ser recomendados por bancos de Wall Street como Bank of America Corp., JPMorgan Chase & Co. y Citigroup Inc.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Argentina está excluyendo a los inversionistas extranjeros de la venta de títulos locales del martes en la noche, mientras crece la preocupación de que un aumento de la entrada de dólares impulse un alza del peso y deteriore las perspectivas de las exportaciones.

Todos los llamados títulos Lebac en venta esta semana estarán disponibles solamente para inversionistas con cuentas de custodia local y se negociarán solamente en el mercado local, anunció el lunes el banco central, que la semana pasada excluyó a los extranjeros de las letras a 120 días o menos. Argentina anunciará qué vencimientos estarán destinados exclusivamente a locales cada lunes antes de la subasta semanal.

Las autoridades buscan limitar la inversión que consideran que probablemente será de corto plazo por la preocupación de que haga subir excesivamente el peso, poniendo a la divisa en riesgo de una caída repentina si la opinión fluctúa. Las letras del banco central, que llegaron a tener tasas del 38 por ciento a principios de este año, se volvieron populares entre inversionistas extranjeros, tras ser recomendados por bancos de Wall Street como Bank of America Corp., JPMorgan Chase & Co. y Citigroup Inc.

“Un peso apreciado afecta la actividad económica y reduce la competitividad”, dijo por correo electrónico Alejo Costa, economista en jefe de la casa de bolsa argentina Puente.

El peso ha ganado 1,5 por ciento este mes, el único avance entre 24 divisas de mercados emergentes monitoreadas por Bloomberg, tras la entrada de dólares al país por las cosechas de soja y después de que las provincias de Neuquén y Mendoza vendieron en el extranjero bonos denominados en dólares. Las autoridades temen que los llamados “capitales golondrina” especulativos impulsen a una mayor apreciación.

“No podemos permitir que dos muchachos de Wall Street traigan su dinero y pongan el carro antes del caballo”, dijo el presidente del banco central, Federico Sturzenegger, el 19 de mayo ante una comisión del senado. “A ver si podemos acotar y que se vayan un poco los muchachos estos y nos quedamos con el tipo de cambio que queremos, que se fortalezca al ritmo de la producción, de la economía real, y no al ritmo del mundo de las finanzas, aunque en un mundo con capitales abiertos esto a veces se complique”, agregó.

En diciembre, el presidente Mauricio Macri puso fin a un régimen de devaluación gota a gota y eliminó la mayoría de los controles de cambios. Los títulos del Banco Central, las principales herramientas de Argentina para fijar tasas de interés, comenzaron a negociarse el año pasado en mercados internacionales, entre ellos Euroclear, cuando el gobierno eliminó la mayoría de los controles de capital.

El peso ha registrado uno de los movimientos más pequeños este mes comparado con otros mercados emergentes, con una volatilidad histórica de solo 3,9 por ciento en las tres semanas, solo superior a las de la moneda de China y Hong Kong. El peso cayó 0,3 por ciento el martes, a 14,037 por dólar a la 1:03 p.m. en Nueva York.

“El peso está ahora en su momento más calmado desde que empezó a flotar, con muy pocas presiones”, dijo Gustavo Quintana, operador de divisas de PR Corredores de Cambio en Buenos Aires, que pronosticó que el peso terminará el año a 16 por dólar. “Probablemente veremos al peso caer en la segunda mitad del año, cuando la cosecha termine, pero es probable que finalice más fuerte de lo que muchos esperaban este año”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV