sábado, 20 de abril de 2019 Actualizado a las 20:46

Bonos de mercados emergentes dejan vulnerables a inversores

por 14 julio, 2016

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La deuda con vencimiento más prolongado desde México hasta Rusia se ha convertido en una de las operaciones más populares después del Brexit con las apuestas a que una división de la Unión Europea provocará un estancamiento del crecimiento global y frustrará los aumentos de la tasa del banco central.

También está dejando más vulnerables que nunca a los inversores.

Si la recuperación se malogra, los tenedores de bonos a más largo plazo de emisores soberanos de mercados emergentes son más propensos a sufrir pérdidas de lo que han sido en cualquier momento desde al menos 2006, según un índice de Bank of America Corp. La deuda pública en los países emergentes con vencimiento a más de 10 años ha recompensado a los inversores con retornos del 6,3 por ciento desde la votación del Reino Unido el 23 de junio a favor de salir de la UE, casi el doble del promedio de todos los vencimientos.

El riesgo ahora es que después de haber comprado una gran cantidad de los títulos más sensibles a las tasas como refugio ante los US$9,6 millones de deuda soberana de mercados desarrollados con retornos negativos, los operadores se hayan expuesto a sí mismos a un aterrizaje difícil si vuelven a ponerse sobre la mesa las apuestas a que la Reserva Federal elevará los costos de financiamiento este año. Las probabilidades de una movida de la Fed en 2016 aumentaron desde 12 por ciento la semana pasada hasta 34 por ciento después de que los datos demostraron que los empleos estadounidenses crecieron en su nivel más alto en ocho meses.

“Indudablemente, estamos en un mundo de tasas más bajas por más tiempo, pero yo sería más cauto a la hora de comprar en esos niveles”, dijo Viktor Szabo, que colabora en la gestión de unos US$10.000 millones en deuda de mercados emergentes en Aberdeen Asset Management Plc en Londres. “Los bonos del Tesoro estadounidense pueden subir y en ese caso no es bueno estar en el extremo equivocado de la curva”.

La duración efectiva de los bonos soberanos emergentes, que se mide en años y determina cuánto es probable que cambien los precios cuando se mueven las tasas de interés, aumentó hasta un máximo histórico de 6,5 años en abril y vuelve a acercarse a ese mismo nivel, según un indicador de Bank of America. Esto se traduce en una caída del 6,5 por ciento en el precio por cada aumento de un punto porcentual en los retornos.

Para algunos, la recompensa de la operación supera el riesgo. BNP Paribas SA y Aviva Investors están apostando a que los bonos de mercados emergentes con vencimiento más prolongado continuarán recuperándose en tanto los inversores se ven empujados a activos de más riesgo para escapar de los retornos históricamente bajos en el mundo desarrollado. Las probabilidades actuales no favorecen un aumento de las tasas por parte de la Fed hasta septiembre de 2017.

Los tenedores de bonos a largo plazo son más vulnerables si el Brexit termina teniendo un contagio limitado en la economía global, dando a la Fed escasos motivos para mantener las tasas de interés cercanas a cero, según Anton Heese, estratego de Morgan Stanley en Londres. Comprar títulos con vencimiento en un futuro lejano equivale a apostar a que el crecimiento y la inflación se mantendrán anémicos en los años venideros, aunque la recuperación estadounidense se acelere.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV