sábado, 17 de abril de 2021 Actualizado a las 07:44

Sacó del debate la opción más criticada por la industria y los empresarios

Bachelet raya la cancha al dejar fuera la temida “Opción Reparto”, pero pone presión a que AFP se abran a debatir modificar el sistema

por 8 agosto, 2016

Bachelet raya la cancha al dejar fuera la temida “Opción Reparto”, pero pone presión a que AFP se abran a debatir modificar el sistema
Presidenta descartó de plano que el país regrese a un sistema de reparto como el que existía antes, poniendo el foco en la creación de una AFP estatal. A eso se sumaría lo que está estudiando el Comité de Ministros que analiza el tema y que esta semana debería presentar una propuesta que incluye aumentar la cotización a 14% con costo de los empleadores, pero que una porción de ese aumento vaya a un fondo de reparto. El costo para el Estado sería de US$ 700 millones. Este fin de semana la industria hizo un “mea culpa” a través de diferentes medios, aunque descartó por completo que parte de las cotizaciones se destinen a un fondo común administrado por el Estado: siguen insistiendo en que la solución va por que los trabajadores chilenos laboren y ahorren más y que el Estado se haga cargo de los más pobres a través del pilar solidario.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El sistema de AFP está para quedarse, al menos durante el Gobierno de Michelle Bachelet. De eso la industria parece que ya no tiene que preocuparse.

Lo dejó claro la Mandataria este fin de semana en una entrevista en Radio Cooperativa. Admitió que modificar el actual sistema de pensiones "es un desafío grande”, pero agregó que “lo que es claro es que nunca más vamos a poder volver a un sistema como el de reparto".

Con esa frase la Presidenta sacó del debate la opción más temida por la industria y los empresarios, al tiempo que rayó la cancha de la discusión que se viene. Sin embargo, con esa decisión Bachelet pone presión sobre las AFP a que se abran a un debate más amplio para modificar el sistema.

La jefa de Estado puso el foco en la creación de una AFP estatal. A eso se sumaría lo que saldrá del Comité de Ministros que analiza el tema y que esta semana debería presentar una propuesta que incluye aumentar la cotización a 14%, con costo de los empleadores, pero que parte de ese aumento vaya a un fondo de solidario. El costo para el Estado sería de US$ 700 millones.

Convencer a las AFP de sumarse a esa opción será complejo

La semana pasada, en este medio, Rodrigo Pérez Mackenna, ex ministro del Gobierno de Sebastián Piñera y actual presidente del gremio, sostuvo que tanto el Estado –contribuyendo al pilar solidario– como los empleadores deben ser los principales ejes para aumentar las pensiones de los chilenos.

Consultado por modelos exitosos en materia previsional, los cuales complementan mecanismos de reparto y capitalización individual, señaló que en Chile resulta inviable el primero de estos por las características demográficas del país.

Este fin de semana la industria hizo un “mea culpa” a través de diferentes medios, aunque descartó por completo que parte de las cotizaciones se destinen a un fondo común administrado por el Estado. O sea, siguen insistiendo en que la solución va por que los trabajadores chilenos laboren y ahorren más y que el Estado se haga cargo de los más pobres a través del pilar solidario.

Juan Benavides, presidente de AFP Habitat, reconoció en El Mercurio que la gente no puede seguir esperando y apuntó a responsabilidades políticas. “Ha faltado la voluntad política para avanzar en medidas para mejorar el sistema de pensiones”, afirmó. Y en señal de lo difícil que será para La Moneda sentarlos a la mesa a discutir cualquier opción que modifique parte del sistema de capitalización individual, Benavides dijo que en la discusión que se viene no cabe el sistema de reparto. "Los fondos son de los trabajadores, y cualquier intento por apropiarse de ellos es una clara expropiación. Eso hay que decirlo con todas sus letras", afirmó.

El sábado, también en El Mercurio, el gremio completo admitió el problema que tiene enfrente al reconocer una falta de cercanía con los afiliados, que no supieron dimensionar el problema, y de hacer una débil defensa del sistema.

Pero en Hacienda y en La Moneda sienten que la industria está a la defensiva y vulnerable a presiones. Fuentes que son parte de lo que tiene en mente la Presidenta y que conocen detalles de lo que se está discutiendo en el Comité de Ministros, afirman que sacar la opción de reparto no fue fortuito, sino algo que la Mandataria cree que permitirá quitarle tensión a la discusión, junto con tranquilizar a los actores más ideológicos de la industria y el empresariado.

Y hacen hincapié en que desde que explotó la polémica con la marcha contra las AFP, que gatilló la revelación de la jubilación de la de la ex señora del diputado Osvaldo Andrade, ningún funcionario con autoridad en el Ejecutivo, empezando por Hacienda y Trabajo, ha dado señal alguna de que un sistema de reparto es lo que quiere La Moneda.

Las mismas fuentes expresan que la irrupción de José Piñera le jugó a favor al Gobierno y puso a la industria a la defensiva, al menos en la batalla comunicacional. Algo de eso era evidente en el seminario de Moneda Asset el jueves, el día después de la controvertida entrevista de Piñera en TVN. El consenso de los empresarios y ejecutivos de la industria financiera presentes, incluyendo al propio ex Presidente (su hermano), fue que era mejor desmarcarse del ex ministro de la dictadura y autor intelectual del cuestionado sistema.

“Lo que las AFP y los empresarios tienen que entender es que el sistema, tal como funciona ahora, seguirá arrojando pensiones bajas y la sociedad no lo va a tolerar. Insistir en que aumentar la cotización y la edad de jubilación son la solución es no entender nada. Son dos factores importantes, pero no suficientes”, explica una de las fuentes.

En su opinión, y en la de algunos asesores de La Moneda, existe una oportunidad genuina ahora de mejorar el sistema y las AFP deberían ser parte de la solución y no atrincherarse.

Y apunta a que los sistemas más exitosos tienen un componente de reparto y el rol de las administradoras privadas no es el dominante ni enfocado 100% en la capitalización individual.

Presión por la izquierda

Para La Moneda tampoco será fácil. Hay poderosos parlamentarios de la Nueva Mayoría que están en favor de cambios más radicales.

Y la Coordinadora Nacional de Trabajadores NO+AFP amenaza con seguir la presión en la calle.

Ayer criticó duramente a la Presidenta por la idea de reactivar el proyecto que crea una AFP estatal y descartar de plano el regreso al sistema de reparto, afirmando que existe una “sordera” de parte del Gobierno ante “intereses y presiones por no perder el uso y abuso” de los recursos que están siendo administrados por las actuales entidades de pensiones.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV