jueves, 20 de enero de 2022 Actualizado a las 15:23

Opinión

Autor Imagen

Invertir en niveles máximos

por 21 marzo, 2017

Invertir en niveles máximos
La mayoría de los inversionistas son rápidos a la hora de realizar las ganancias y lentos para hacer las pérdidas. Sobre la base de la teoría del Momentum, lo aconsejable es lo contrario, es decir, ser rápido a la hora de ejecutar las pérdidas, dado que estas pueden ser muy grandes en una generación de tendencia bajista, y dejar que la inversión corra hasta que desaparezca el momentum cuando la tendencia es al alza.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Actualmente hay mercados bursátiles que se encuentran en niveles máximos y, contrario a la creencia popular, invertir cuando una acción o índice rompe niveles máximos, aumenta la probabilidad de buen retorno para los próximos doce meses. Este fenómeno se conoce como Momentum.

Una explicación para este fenómeno es que los precios se demoran en incorporar toda la nueva información, generando periodos de tendencia tanto alcistas como bajistas. Otra explicación a este fenómeno es la que da el empresario George Soros con su teoría de la Reflexividad, la cual postula que los precios van creando realidad, traduciéndose en un círculo virtuoso o vicioso, dependiendo de la dirección que tomen.

Para ejemplificar, tenemos dos compañías, A y B, del mismo tamaño ($100 cada una), producen lo mismo y generan la misma utilidad ($10). En un inicio, ambas empresas transan a un múltiplo P/U de 10x. Por alguna razón, el mercado comienza a valorizar más a la empresas A, llevándola a múltiplos P/U de 20x, bajo la creencia de que esta empresa va a lograr mayor crecimiento en la utilidad que la empresa B.

Esto se traduce en una oportunidad para la empresa A, la cual aprovecha su valorización de $200 para hacer un aumento capital en el mercado por 50% de la compañía, recaudando $100. El inversionista en la empresa A, al no suscribir el aumento de capital, pasa a ser dueño de 2/3 de la nueva compañía que vale $300, manteniendo su valor económico de $200.

Con el dinero recaudado, la empresa A compra la empresa C, que es igual que la empresa B en $100.

Bajo esa figura, la empresa A aumentó su utilidad de $10 a $20 y el inversionista inicial de A pasó a ser dueño de 2/3 de esa utilidad ($13.3), validando la creencia inicial de que la empresa aumentaría sus utilidades a una tasa mayor que la empresa B, que continúa rentando $10 para el inversionista inicial.

Hoy el S&P 500 se encuentra en niveles máximos. En promedio, durante los últimos 87 años, comprar en el S&P 500 al final de cada mes que cerró en un nuevo máximo y mantener esa posición por un año se ha traducido en un retorno de 8%, mientras que comprar en un mes cualquiera y mantenerse por 12 meses ha rentado 7,4%.

En Chile, desde 1995 hasta hoy, la rentabilidad promedio en doce meses, invirtiendo en los cierres de mes que han marcado un máximo es de 10%, mientras que si esa inversión se hace en un mes cualquiera, solo se alcanza un 8,9% de beneficio.

La mayoría de los inversionistas son rápidos a la hora de realizar las ganancias y lentos para hacer las pérdidas.
Sobre la base de la teoría del Momentum, lo aconsejable es lo contrario, es decir, ser rápido a la hora de ejecutar las pérdidas, dado que estas pueden ser muy grandes en una generación de tendencia bajista, y dejar que la inversión corra hasta que desaparezca el momentum cuando la tendencia es al alza.

Sebastián Vives
Gerente de inversiones local de MCC

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV