miércoles, 19 de enero de 2022 Actualizado a las 09:05

Opinión

Autor Imagen

Litio, flamencos y externalidades

por 16 septiembre, 2017

Litio, flamencos y externalidades
la extracción del litio requiere agua que debe ser drenada desde la superficie y también subterráneamente para rellenar las pozas de evaporación donde se acopia el mineral. Sin considerar, que las faenas de construcción de las mismas interrumpen los sutiles procesos de cortejos, apareamiento y construcción de los nidos en los períodos reproductivos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El litio es un elemento químico de número atómico 3, y masa atómica 6,939 (Melo,1979), es un metal alcalino que se visualiza de color blanco plateado. Es blando, dúctil y muy liviano. Se corroe fácilmente al contacto con el aire. No existe en estado libre en la naturaleza, se le encuentra formando compuestos carbonatados. Se emplea en la fabricación del acero, esmaltes, lubricantes y baterías. Además, se usa en medicina.

Chile posee el 54% de las reservas conocidas de carbonato de Litio del mundo, por lo tanto es una fuente muy atractiva como reserva natural y por eso nuestro país busca atraer inversionistas extranjeros para su explotación.

Otras regiones, donde se encuentra este mineral no metálico son los grandes salares del altiplano boliviano como Uyuni, Coipasa , Chiguana y otros. También existe en el altiplano argentino. Es por esto que se ha designado a estas regiones como “triángulo del oro blanco”.

Esta sugestiva designación no tiene obviamente ninguna consideración con la riqueza natural de la biodiversidad y los recursos hídricos. La primera representada por las tres especies de flamencos sudamericanos, dos de ellas Phoenicoparrus andinus (flamenco andino) , y Phoenicaparrus Jamesi (flamenco de James) restringidas casi específicamente a los salares prealtiplánicos y altiplánicos . La tercera especie Phoenicopterus chilensis (flamenco chileno) con menos riesgo por su amplia distribución latitudinal. Las tres especies dependen estrictamente del agua existente en los salares, debido a su especializada alimentación a base de las poblaciones de algas síliceas (diatomeas bentónicas) del fondo de las lagunas.

En resumen, la extracción del litio requiere agua que debe ser drenada desde la superficie y también subterráneamente para rellenar las pozas de evaporación donde se acopia el mineral. Sin considerar, que las faenas de construcción de las mismas interrumpen los sutiles procesos de cortejos, apareamiento y construcción de los nidos en los períodos reproductivos.

Debiera considerarse por sobre todo que el beneficio económico derivado de la minería del litio, (que generalmente se reparte en las elites extranjeras y chilenas privilegiadas), está presente a mucho mayor escala en estas maravillosas especies con su sola existencia, derivada de los delicados equilibrios evolutivos, que deben ser conocidos no solo en el presente sino que también por las futuras generaciones de chilenos, argentinos y bolivianos.

Matilde López Muñoz
Ecóloga
Facultad de Ciencias Forestales y Conservación de la Naturaleza
Universidad de Chile
Miembro del Consejo de la Sociedad Civil del SEA

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV