domingo, 21 de abril de 2019 Actualizado a las 03:16

Autor Imagen

Las pérdidas del Fondo E en el sistema de AFP

por 9 noviembre, 2017

Las pérdidas del Fondo E en el sistema de AFP
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Basta con examinar las bases y supuestos que originaron el fondo E para apreciar que últimamente los resultados han sido funestos y altamente lesivos a los intereses de los afiliados que optan o están obligados a permanecer en este fondo.

Se estableció que a partir de una edad que se acercaba a la de jubilar y especialmente en el caso de quienes pasaban al régimen de pensionados, en el contexto del retiro programado donde se mantienen los fondos administrados por la AFP, era recomendable y obligatorio para los jubilados en este régimen, mantenerse en el Fondo E.

La razón que se dio para obligar a los pensionados a quedar cautivos del fondo E en el régimen de retiro programado, fue la de protegerlos de las variaciones y pérdida de capital de los fondos de los jubilados, dado que en los restantes fondos se incrementaba el riesgo de perder y recuperar esa pérdida en el corto plazo.

Lo que ha pasado últimamente, en contraste al resto de los fondos, ha sido que el fondo E ha acumulado en cortísimos plazos grandes pérdidas del ahorro de los afiliados que son imposibles de recuperar en los tiempos de que disponen los que encuentran pensionados. En qué quedó la regla que se quiso aplicar en el sistema de AFP para proteger el capital de los afiliados a este sistema, es la pregunta que se hace mucha gente.

Sin duda, quedar cautivo y prisionero del fondo E conduce a una pérdida real, en el actual estado de desarrollo de las AFP, sin compensación alguna, considerando el total de recursos que administra una determinada AFP. En efecto, no sólo se produjo en la génesis de este sistema un error de diseño y pronóstico de la economía, también se dejó sin derecho a salvar sus ahorros a los pensionados ante estas pérdidas y, al revés, los destinó a tener pensiones cada vez menores que ni siquiera quedan protegidas de la inflación.

Será necesario conocer las razones de porqué aún no se ha creado un fondo con un mecanismo de compensación que proteja a los pensionados afiliados a una AFP que ya no pueden seguir ahorrando y se les asegure que su pensión no sufrirá las bajas producidas por la pérdida financiera del fondo E, con lo cual se cumpliría con la promesa de asegurar, al menos, el poder adquisitivo de las pensiones de los jubilados de las AFP.

Se ha dicho que la filosofía de las AFP se basa en la idea de que el sistema económico en el largo plazo siempre asegurará alguna rentabilidad en los ahorros de los afiliados de este sistema de pensiones. También se afirma que el sistema de AFP asegura la libertad de elección a los afiliados para ahorrar en el fondo que deseen. Y, por último, que hay un fondo más estable y de menos riesgo para determinados afiliados que ya no puedan seguir aportando a sus ahorros previsionales.

Lo que está sin respuesta es a quién le importa que tales supuestos no se cumplan en la realidad y se deje a muchísimas personas frustradas, con la idea de que fueron engañadas y finalmente cada día más pobres. El negocio de las AFP y los gobiernos, definitivamente, se han restado a buscar una solución a este tema que ya se convirtió en un asunto político, en un tema de Estado, que hoy tiene a un creciente número de ciudadanos pidiendo no más AFP.

Rubens Francois I.
Economista

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV