martes, 26 de marzo de 2019 Actualizado a las 10:20

MERCADOS

La banca está cambiando: lo que buscan los cambios en las cúpulas de los gigantes españoles BBVA y Santader

por 1 octubre, 2018

La banca está cambiando: lo que buscan los cambios en las cúpulas de los gigantes españoles BBVA y Santader
El desempeño en la Bolsa de ambas compañías no ha sido dulce en 2018. En los últimos 12 meses, Santander ha mostrado un ajuste del 26,6% del valor, frente al 27% de caída del BBVA. "Quizá estas vidas paralelas ha llevado a los dos grandes a anunciar los nombramientos con 24 horas de diferencia, un hecho que no creen casual algunos expertos consultados que piden el anonimato", comentó la prensa española.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los analistas no se inmutan, pero los cambios en las cúpulas directivas de dos de los conglomerados bancarios más grandes de España: Santander y BBVA –que además tiene fuerte presencia en Chile– quieren decir algo o responder a algo que la industria viene clamando hace un tiempo, una mirada diferente sobre cómo administrar el negocio bancario en medio de enormes desafíos dados por la digitalización y la mayor exigencia ética en el rubro en todo el mundo. Los fuertes cambios experimentados por la industria han implicado que las performances financieras de las entidades bancarias no sea la mejor el último año.

En Chile la tendencia ha implicado una serie de ajustes de los players. Falabella integró su negocio con el de la tarjeta CMR, los canadienses de Scotiabank optaron por una fusión con BBVA, que antes ya habían concretado Itaú y CorpBanca. El gigante alemán Deutsche Bank también habría estudiado unirse al UBS, rumores que no se confirmaron, pero que hacen eco de su inestable situación durante este año.

"El 2018 está siendo un ejercicio complicado para la banca europea, en general, y para Santander y BBVA en particular. A problemas comunes del sector como el retraso en la subida de tipos, la inestabilidad política en Italia, y los primeros síntomas de ralentización en la economía de la Eurozona, la gran banca del Ibex se ha encontrado con sus propias piedras en el camino: el descalabro que han vivido los emergentes ha castigado a ambas entidades. En este trimestre la firma cántabra se deja casi un 4% y BBVA cae un 9% en este periodo", planteó El Economista de España.

El análisis de la prensa especializada española, luego que esta semana las cúpulas de ambas entidades anunciaran sendos cambios, es que los ajustes responden a la necesidad urgente de cambiar la mirada sobre cómo se conduce el negocio de los bancos. Los cambios anunciados la semana pasada ponen a Carlos Torres como el nuevo presidente de BBVA en sustitución de Francisco González, y el nombramiento –el jueves– de Andrea Orcel, como sustituta de José Antonio Álvarez en Santander, quien pasa a ser presidente ejecutivo de Santander España y vicepresidente del grupo.

"Los cambios en España son bien recibidos por los profesionales consultados y coinciden en que los grandes bancos se preparan para los nuevos tiempos, aunque nadie sabe con seguridad cómo serán. Estos dos perfiles de ejecutivos gustan a los grandes inversores, que son los que mueven las cotizaciones, aunque están a la expectativa para ver su encaje. Los profesionales consultados destacan de Orcel su gran trayectoria de banquero internacional (procede de la entidad suiza UBS) y su conocimiento de los inversores, un arma útil para vender bien las acciones del banco en el día a día, por una ampliación o una fusión. Sin embargo, no ven al italiano con grandes conocimientos de banca comercial o digital, (no tiene perfil propio en LinkedIn), terreno este en el que consideran que Torres le lleva la delantera, apunta Carlos Alemany, de la firma de cazatalentos Alemany & Partners. Otros profesionales señalan que Torres será una renovación del discurso digital del presidente, que ven debilitado tras dos décadas de exposición", expresó El País de España.

El desempeño en la Bolsa de ambas compañías no ha sido dulce en 2018. En los últimos 12 meses, Santander ha mostrado un ajuste del 26,6% del valor, frente al 27% de caída del BBVA. "Quizá estas vidas paralelas ha llevado a los dos grandes a anunciar los nombramientos con 24 horas de diferencia, un hecho que no creen casual algunos expertos consultados que piden el anonimato", añadió El País. 

Mano a mano

Ambos bancos anunciaron los cambios con horas de diferencia y el ajuste asemejará su estructura directiva. Esto, pues mientras el Santander cuenta con Ana Botín como presidenta ejecutiva, "en un modelo de organización que acaba de reafirmarse después de que este martes la entidad anunciara la llegada de Andrea Orcel (procedente de UBS) como nuevo consejero delegado a partir del 1 de enero, en sustitución de José Antonio Álvarez, que pasará a ser vicepresidente del grupo. A falta de conocer el nombre de quien desempeñará, a partir del 31 de diciembre, el puesto de consejero delegado de BBVA (el nombramiento se producirá a lo largo del cuarto trimestre), la estructura de la cúpula ejecutiva del banco mantendrá su forma actual: Torres ejercerá, como lo ha venido haciendo su antecesor desde el 2000, como presidente del Consejo de Administración del banco con máximos poderes ejecutivos", explicó El Economista de México.

Lo anterior, de acuerdo a lectura de diferentes expertos, tiene relación con despersonalizar la administración bancaria de un solo y único líder.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV