martes, 21 de mayo de 2019 Actualizado a las 01:28

Opinión: Déficit de cuenta corriente es una amenaza manejable

por 12 septiembre, 2012

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Por Joaquín Aguirre, economista jefe de Munita, Cruzat & Claro.

La estructura económica de Chile apunta a un déficit de cuenta corriente sobre un 4%, según estimaciones, lo que de alguna forma está explicado por dos factores: el principal es una menor demanda externa por la desaceleración global que vamos a seguir viendo en nuestras exportaciones y también por un fuerte dinamismo que hubo, a la fecha, en la demanda interna.

Es como si el país se endeudara con el resto del mundo, porque si estamos consumiendo mucho y estamos vendiendo poco afuera significa que nos estamos endeudando con el resto del mundo. Esto explica el déficit de cuenta corriente: el aumento en las deudas o acreencias con el resto del mundo.

Por eso, el déficit de cuenta corriente genera algún grado de desequilibrio cuando las cosas van peor porque claramente los países que acumulan durante mucho tiempo déficit de cuenta corriente tienen una deuda externa bastante alta.

Si bien el tema hoy no es preocupante, en Chile sí genera cierta inquietud que la estructura va a tener que ajustarse vía una menor demanda interna, para que de alguna forma ese déficit empiece a desacelerarse y llegue a niveles más sustentables mediante un menor consumo, o, si la balanza comercial empieza a caer –o las exportaciones a desacelerarse- probablemente veamos un ajuste en el tipo de cambio.

Esta es la gracia de tener un régimen cambiario flexible que ante una caída de las exportaciones el ajuste normal puede ser a través del tipo de cambio, lo que de alguna forma fomentaría una disminución en las importaciones y dejaría mejor el saldo de cuenta corriente durante el año.

Hoy día las cifras de deuda externa de Chile no son preocupantes ni para alarmarse ya que es un fenómeno a nivel global y que probablemente nos haga ver ajustes, vía menor consumo o vía aumento del tipo de cambio, si las cosas se ponen muy graves.

No es preocupante porque Chile tiene una buena solvencia tanto privada como pública. La foto hoy día es buena. Solo que se da una coyuntura muy particular en Latinoamérica que es una mezcla de fuerte demanda interna, fuerte inversión, y exportaciones que andaban dinámicas, aunque al parecer éstas irán frenándose de la mano de la desaceleración de China, la recesión europea y Estados Unidos con un crecimiento magro.

Es decir, todo apunta a que nuestra estructura está destinada a tener que pelear con un déficit de cuenta corriente.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV