martes, 12 de noviembre de 2019 Actualizado a las 02:24

Opinión: El debate en torno al FUT, o cómo aumentar la recaudación

por 24 junio, 2013

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Rodrigo Benítez Córdova, socio Tax & Legal BDO

Rodrigo Benítez Córdova, socio Tax & Legal BDO

Rodrigo Benítez Córdova, socio de Tax Legal BDO

Mantener o eliminar el FUT (Fondo de Utilidad Tributaria) y cómo eliminarlo, se ha constituido en un debate programático de los candidatos. Se ha entrado a un tema técnico, donde la ciudadanía debiese formarse su propia opinión.

El FUT es un registro contable formado por las utilidades pendientes de distribución a los dueños, socios o accionistas de las empresas. Éstas, pagan un impuesto a la renta de primera categoría que asciende al 20%. La distribución de utilidades constituye mayor renta para las personas naturales, quienes pagarán el impuesto global complementario progresivo de 0 % a 40 %, mientras que para los no residentes el impuesto adicional es del 35 %. En ambos casos con crédito por lo pagado en las empresas registrado en el FUT como pago anticipado de impuestos finales.

Para suspender o evitar el pago de estos impuestos finales, las empresas utilizan el FUT, postergando el impuesto hasta el infinito. Este es el denominado sistema integrado entre la tributación de la empresa y de los propietarios, socios o accionistas.

En los 80, el objetivo de esta tributación en base a retiro fue incentivar la reinversión de utilidades de manera de aumentar la productividad del país y obtener financiamiento a proyectos. Este objetivo fue alcanzado con creces siendo Chile líder en desarrollo en la región.

Ahora, las presiones sociales claman por una mejor distribución del ingreso. Para lograrlo, se postulan medidas que requerirían mayor recaudación a corto plazo. Para elevarla, se podría cambiar el régimen tributario desde un sistema de renta retirada a uno de renta devengada. Es decir, que la tributación final grave las utilidades de las empresas y que luego, al distribuir estas utilidades a las personas o no residentes, no vuelvan a pagar impuestos.

De esta manera, no tendría sentido postergar los impuestos en el FUT. Por lo demás, es lo que recomendó la OCDE en su informe económico sobre Chile de enero 2012 y es el sistema utilizado por la gran mayoría de los países, algo relevante considerando la armonización de impuestos en el contexto internacional y los tratados tributarios suscritos por Chile.

Este cambio no estaría exento de problemas, comenzando por determinar el destino de los fondos actualmente acumulados vía FUT en las empresas. En principio no sería razonable afectar con impuesto a utilidades ya registradas, sino que crear incentivos para su distribución, por ejemplo, una menor tributación. Pero ello causaría distorsiones, pues las empresas, en vez de distribuir antiguas utilidades con tributación pendiente, preferirán repartir las nuevas utilidades que ya pagaron impuesto final. Así, es importante determinar la progresión en el tiempo con que se cambiaría el sistema y las tasas de impuesto a la renta a las empresas, personas y no residentes. La idea es que estos impuestos tiendan a ser parejos y que se evite la doble tributación a nivel nacional.

Puede ser una buena medida tener un sistema de tributación devengada. Lo importante es determinar cómo quedará conformado el nuevo sistema tributario y el destino de los nuevos recursos originados en esta mayor recaudación.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV