martes, 9 de agosto de 2022 Actualizado a las 19:35

Opinión Felices y Forrados: El principio de la transparencia, la gran oportunidad para las AFP.

por 3 julio, 2013

Opinión Felices y Forrados: El principio de la transparencia, la gran oportunidad para las AFP.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Gino Lorenzini, creador de www.felicesyforrados.cl

La transparencia es uno de los principios más valorados en un sistema de libre mercado. Con información perfecta es factible que nuevos competidores tengan una posibilidad frente a los actores dominantes.

El mercado de las AFP hoy cuenta sólo con 6 actores, lo que en economía es conocido como oligopolio. Gracias a la licitación de cartera de nuevos afiliados, logró ingresar un actor como Modelo, lo que permitió bajar las comisiones a más de la mitad del promedio de la industria.

La principal asimetría de información se produce por el alto grado de desconocimiento del sistema, por parte de los usuarios, lo que lleva a éstos a no tomar mayores decisiones sobre sus fondos. Un ente externo como “Felices y Forrados” irrumpe en el mercado al educar, a través de su página web y con videos, vía Youtube.

Esta educación permite transmitir conocimiento, potenciando un cambio cultural y empoderando al afiliado, con el objeto que tome conciencia sobre la importancia de que solicite y conozca su clave web y su clave de seguridad, que en definitiva constituyen barreras que sólo una vez que son superadas permiten cambiar de fondo y de AFP con absoluta libertad.

Si uno mira la evolución del Fondo E se observa cómo las personas más informadas lograron adaptarse a la crisis del 2008. Ahí comenzó la estrategia activa de cambio de fondo, con personas que se “refugian” frente a las crisis internacionales. Luego, a partir de 2012, se aprecia el efecto educativo de F&F, que potencia la cultura de refugiar los fondos, frente a eventos de riesgo sistémico. Cuando más de un 1 % del mercado se adapta a la situación, se hace necesario que se tomen medidas pro-eficiencia, que permitan que los cambios de fondo sean instantáneos, de manera similar al proceso de transferencia bancaria. Si el mercado evoluciona, habrán cientos de actores, personas empoderadas que se moverán por sus propias decisiones y que realmente contribuirán a potenciar el libre mercado.

Esta gran evolución podría permitir levantar las tasas de rentabilidad y a la vez disminuir el riesgo de pérdidas. Cabe señalar que si la rentabilidad anual promedio de los fondos se eleva en tan sólo un 3 %, se produciría como efecto que las jubilaciones para los trabajadores que recién ingresan al mercado laboral crecerían en un 300 %, es decir, se cuadruplicarían los fondos. Las consecuencias para las AFP serían incrementar su participación en el mercado del ahorro en Chile, generando US$ 5.000 millones de dólares de divisas adicionales al año, sólo por incremento de rentabilidad. Además, por el efecto exponencial del interés compuesto, nuestros fondos pasarían desde US$ 160.000 millones (ojo, en qué año) a US$ 1.046.000 de millones el 2031, si se consigue una tasa promedio de 11 % anual. Consiguiendo la tasa histórica del 8 % anual, el fondo superaría los US$ 639.000 millones.

En un escenario razonable, con un 5 % anual, el fondo alcanzaría US$ 385.000 millones. Las cifras señaladas muestran el efecto en apenas dos décadas, y creo que constituyen una tremenda oportunidad para Chile, ya que ni siquiera el cobre en su período de boom lograría entregar tal nivel de flujos.

Además, las inversiones estarían diversificadas y el riesgo sistémico cubierto, generando contraciclos en Chile que permitirían al país protegerse de las crisis internacionales sin mayores inconvenientes. El otro camino es volver a perder US$ 15.000 millones en un mes, como sucedió en el mes de octubre de 2008, situación que nadie quiere volver a repetir.



Por lo expuesto, es muy importante que el Gobierno incremente la eficiencia del mercado de capitales y la transparencia de las AFP. Invitamos a las AFP a apreciar esta oportunidad de diversificar nuestra dependencia del cobre, y si evolucionamos, Chile realmente se transformaría en la Suiza americana. El secreto es realinear los incentivos y lograr una relación ganar-ganar entre las AFP y sus afiliados, “socios estratégicos” para cumplir la promesa original del 70 % de tasa de reemplazo.

 

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV