sábado, 17 de abril de 2021 Actualizado a las 13:40

El problema de las auditoras: FT dice que no pueden ser domadas por los reguladores y hacen lo que quieren

por 24 febrero, 2014

El problema de las auditoras: FT dice que no pueden ser domadas por los reguladores y hacen lo que quieren
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Auditores escapan a los intentos de domarlos y hacen lo que ellos quieren, dice Michael Skapinker en el diario británico The Financial Times (FT). “The Big Four” como se conoce a las cuatro grandes auditoras (PwC, Deloitte, Ernst&Young y KPMG) sólo prosperan, no importa qué es lo que hagan, añade.

Y pone los siguientes ejemplos: Ernst&Young pagó una multa de 750 mil libras por Farepak –reporteó el FT en diciembre–, empresa que colapsó después de que 114 mil personas le confiaran sus ahorros.

Deloitte también canceló una multa de 14 millones de libras por el caso MG Rover en septiembre, debido a que el auditor falló en manejar sus conflictos de interés con los inversionistas, quienes habían colocado cerca de 40 millones de libras en el fabricante de automóviles. Se perdieron 6.000 empleos.

PwC también fue castigada con 1,4 millones de libras por una mala auditoría en 2012, porque fue incapaz de descubrir que JP Morgan Chase (el banco norteamericano) no había resguardado el dinero de sus clientes.

El mes pasado, la Comisión de Valores de los EE.UU. (SEC) dijo que KPMG había accedido a pagar US$ 8,2 millones, porque había prestado servicios no auditados impropios a clientes cuyos balances eran auditados por ellos.

Antes de la crisis bancaria de 2008, las auditoras mostraron una “preocupante falta de escepticismo” en las instituciones financieras que auditaban, señaló la Autoridad de Servicios Financieros de UK, según recuerda FT.

Ya en 2002, la firma auditora Andersen había sido despedazada en su rol de auditor y consultor de Enron, empresa de energía que se fue al despeñadero por sus malas prácticas corporativas. Entonces, los reguladores decidieron que el problema radicaba en la provisión tanto de servicios de auditoría como de consultoría. El acta Sarbanes-Oxley de los EE.UU. restringió los servicios que las auditoras podían ofrecer a sus clientes. Medida que dolió a las firmas.

Sin embargo, nuevamente las "Cuatro Grandes" están incursionando en el negocio de consultoría. Mientras que sus ingresos de auditoría cayeron en US$ 5 billones en los últimos cinco años, los de consultoría subieron en US$ 16,1 billones. Los ingresos totales alcanzaron los US$ 113,8 billones el año pasado, cifra que contrasta con los US$ 110 billones de 2012.

Y lo que ellas están haciendo es un fuerte lobby para evitar cualquier reforma significativa. Cuando un borrador sugirió que la Comisión Europea estaba planeando ordenarles cambiar sus áreas de consultoría y limitar las relaciones de auditoría a seis años, las "Cuatro Grandes" se rebelaron.

“Cualquiera que contemple la carrera de auditor puede estar seguro que este negocio nunca podrá ser domado”, es una de las conclusiones del autor.

En Chile

La labor de los auditores también ha sido cuestionada en varios casos en Chile en los últimos años. El más explosivo fue el de PwC en La Polar.

La auditora certificó los estados financieros del retailer por casi cuatro años seguidos, hasta que estalló el escándalo de repactaciones unilaterales y provisiones que subestimaban el nivel de morosidad de la compañía.

La auditora fue sancionada con UF 8.000 por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) y con UF 4.500 por parte de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif), multa, esta última, que confirmó la Corte Suprema. Ahora enfrenta demandas civiles, aunque el Ministerio Público declinó formalizarla junto a los altos ejecutivos de La Polar.

El impacto del caso provocó que perdiera varias cuentas, como Salfacorp y Bci, aunque mantuvo a varios grandes clientes, entre los que se cuentan Cencosud, CCU y las sociedades Cascadas con las que Julio Ponce Lerou controla SQM.

De hecho, la auditora comenzó a trabajar con las Cascadas semanas previas a que estallara el escándalo La Polar, luego que Ernst & Young cuestionara la forma en que la administración que dirigía Aldo Motta llevaba a utilidades diversas operaciones en Bolsa.

PwC también estuvo en la palestra por el caso Johnson's. La multitienda recibió en 2011 una millonaria condonación de US$ 120 millones en multas e intereses por impuestos que debía al Estado. El beneficio lo entregó el Servicio de Impuestos Internos (SII), que en ese momento dirigía Julio Pereira y Mario Vila, director nacional y sibdirector jurídico, respectivamente. Ambos, antes de entrar al servicio en 2010, habian sido socios de PwC, auditora que trabaja para Johnson's.

El caso terminó con la salida de ambos del gobierno y un sumario de Contraloría que, aunque se suponía que sería terminado hace casi un años, aún no es hecho público por la entidad que dirige Ramiro Mendoza.

Deloitte, en tanto, tuvo magulladuras por SMU, la cadena de retail de Álvaro Saieh, que en 2013 reconoció gruesos errores en la contabilización de contratos de arriendo de la empresa con sociedades relacionadas, que tuvieron equivocada contabilización. La revisión de los estados financieros provocó millonarias pérdidas por una vez en 2013 y terminó con la salida de Deloitte.

El caso, además, tenía involucrado cuestionamientos al vínculo de Juan Echeverría, quien fue por años socio auditor de Deloitte y encargado de las evaluaciones de CorgpGroup, SMU, CorpBanca y las aseguradoras del grupo (hoy vendidas a ILC) hasta junio de 2012, cuando cruzó la vereda y entró al directorio de SMU. Además, desde marzo de 2013, es integrante del comite de auditoría de CorpBanca.

Hace dos meses Echeverría dejó el directorio de SMU, en medio de una fuerte reestructuración de la compañía, que implicó el ingreso al directorio del socio Raúl Sotomayor, crítico de la gestión de la empresa en los últimos años, y del ex presidente ejecutivo de Nestlé, Fernando del Solar, entre otros.

En 2013, la SVS sancionó a KPMG por incumplir normativas en la auditoria a los estados financieros de la Sociedad de Leasing Habitacional Chile.

La SVS emitió nuevas normas para tener un mayor control de lo que hacen las auditoras y creó un departamento especial para fiscalizarlas.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV