viernes, 28 de enero de 2022 Actualizado a las 09:03

Fit Research no se da por vencido y apuesta a resurgir con negocios que lidera Francisco Montaner

por 16 octubre, 2014

Fit Research no se da por vencido y apuesta a resurgir con negocios que lidera Francisco Montaner
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Pese a que la pendiente es pronunciada, la corredora de bolsa Fit Research no se da por vencida y sigue apostando a su salida a flote.

La intermediaria ya vio la salida de sus socios argentinos tras la suspensión de operar por parte de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), ha recibido acusaciones de ex empleados por el no pago de salarios, fue multada por la Bolsa de Santiago en $72,7 millones y esta semana un tribunal declaró su quiebra.

Pese a todo, en Fit son optimistas.

Por un lado, Antonio Fuenzalida, gerente interino, dijo ayer a La Segunda que la quiebra no está ejecutoriada y que tiene problemas legales, pues fue mal notificada por el tribunal.

Por otro, la compañía sigue a la espera del pago de servicios de finanzas corporativas que –aseguran– le inyectarían cerca de US$20 millones. Estos negocios descansan –en gran parte– en las gestiones de Francisco Montaner, ex gerente de EuroAmerica y archiconocido en el mundo bursátil.

Montaner cobró una alta connotación tras ser multado por el regulador de Valores en 2010, con UF 500 por uso de información privilegiada; ocasión en que la SVS también multó con UF 1.000 a Fit por uso indebido de custodias, intermediaria de la que Montaner era su gerente general y hoy es su socio, mientras su padre es el presidente.

Esta área cobra cada vez más peso para el futuro de la compañía, no sólo por lo incierto que resulta la anunciada capitalización de Fit Research por US$ 20 millones, sino por el nuevo enfoque que busca asumir, con una menor ponderación de los ingresos por corretaje de acciones.

Porque Antonio Fuenzalida, gerente interino de la intermediaria, asegura que “el aumento de capital sigue vigente, no está muerto, está en los plazos y corre en paralelo al negocio de finanzas corporativas”.

Tras ser consultado si acaso los negocios en cuestión los germinó Montaner, Fuenzalida dice que él “lidera el área de negocios corporativos y estas boletas son del área de negocios corporativos”.

Pero ¿qué negocios? Dos mandatos en la industria minera, uno de los cuales está cerrado y que significaría un inyección de $7.000 millones para la corredora.

Lo cierto es que la hoja de ruta de la compañía ha visto varios cambios. En entrevista con Pulso el 14 de julio de este año, el mismo gerente interino sostuvo que el 1 de agosto la corredora debería estar operando, porque había contratos que así lo exigían y porque uno de los socios compraría casi el 80% de la propiedad a precio de descuento y entonces aportaría los US$ 20 millones.

Consultado sobre ese proceso, Fuenzalida afirma que la compañía pudo flexibilizar esos plazos. A La Segunda le dijo ayer que el ex gerente general y socio, Gerardo Rojas, suscribió acuerdos privados con algunos accionistas, fijó precios y plazos para suscribirlo. “Esperaba llegar al 1 de agosto con eso resuelto, pero por alguna razón se ha ido posponiendo”, dijo, sin dar mayores detalles.

Ahora, las multas de UF 3.000 (una de UF 1.000 y otra por UF 2.000) aplicada por la Bolsa de Santiago tampoco merman las perspectivas de Fit Research. “Es una multa que tenemos que pagarla. Ni siquiera la vamos a objetar. Con la Bolsa tenemos buenas relaciones y queremos seguir manteniéndolas”.

De hecho, según el ejecutivo, dicha sanción ni siquiera afecta la situación económica de la empresa. “No (afecta), UF 3.000 no es relevante para una corredora y sobre todo con los ingresos que esperamos tener con el área de finanzas corporativas”.

El futuro de la entidad, con el actual escenario y de no mediar cambios como sí ha ocurrido hasta ahora, depende de la inyección de recursos que en las próximas 48 horas debería concretarse. Esto, por el pago de la facturación de los mencionados $7.000 millones, recursos respecto de los cuales dependería la posterior capitalización de US$20 millones.

Esa boleta le permitiría recuperar los índices de liquidez y solvencia que objetó el regulador el año pasado, por los que la suspendió y cuyo plazo para volver a la normalidad caduca el 21 de noviembre próximo. La SVS y el directorio de la Bolsa aún esperan esa facturación.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV