domingo, 16 de enero de 2022 Actualizado a las 19:07

Gobierno revela algunas de sus cartas en reforma laboral, generando alivio en empresariado pero preocupación en la CUT

por 30 octubre, 2014

Gobierno revela algunas de sus cartas en reforma laboral, generando alivio en empresariado pero preocupación en la CUT
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

No hay nada como una desaceleración económica para concentrar la atención de La Moneda. Y la rapidez y profundidad de la actual está obligando al segundo gobierno de Michelle Bachelet a reorganizar sus prioridades y hacer compromisos con las reformas.

Primero fue la reforma tributaria y ahora sería la agenda laboral.

Está última es la mayor preocupación del sector privado y la que amenaza con ser la más complicada políticamente para el gobierno.

Ayer, la Ministra del Trabajo reveló alguna de las cartas del proyecto de ley que está elaborando el gobierno y, para sorpresa de muchos, no incluye algunos de los puntos que más molestaban al empresariado.

“No está en la agenda laboral del gobierno la negociación colectiva interempresas y el fin de la indemnización por años de servicio”, aseguró la ministra Javiera Blanco.

Durante un foro en la Universidad Adolfo Ibáñez, Blanco dijo que “ésta agenda laboral es buena para el país en el ámbito de los derechos colectivos, porque busca generar condiciones para la colaboración y el diálogo al interior de la empresa, conciliando objetivos de productividad, equidad y paz social”.

Agregó que "el principio de libertad sindical contempla la adhesión voluntaria de los trabajadores y tampoco podemos prohibir (en el marco constitucional) que los empleadores negocien con los trabajadores individualmente".

Un ejecutivo del mundo minero y otro del sector financiero expresaron alivio por los dichos de Blanco.

Para muchos empresarios la reforma laboral es una amenaza mayor que la tributaria y ese mensaje se lo han transmitido al gobierno.

El discurso más moderado de Blanco molestó a la CUT

Bárbara Figueroa, quien estaba en el seminario, dijo que las palabras de la ministra generan dudas y llamó al gobierno a enviar de una vez el proyecto de ley para aclarar del debate.

"Es preocupante escuchar estas palabras, porque lo que hacen es instalar una sombra de duda respecto de lo que nosotros entendíamos y había sido abordado (...) espero que eso tenga que ver en el marco de escucha y debate que el gobierno está haciendo, nosotros lo entendemos dentro de esa perspectiva", manifestó Figueroa a los presentes.

Cabe recordar que el Ministerio del Trabajo y la CUT llevan más de un mes negociando el proyecto a puertas cerradas. Hacienda ha participado y también intercambia mensajes con la CPC y la Sofofa.

Desde el Ministerio aseguran que el discurso de Blanco se refiere a temas que no tocan los puntos claves que eran parte del programa de Michelle Bachelet .

Gallito con Hacienda

El mensaje de Blanco es visto como una victoria para el ministro de Hacienda Alberto Arenas, quien ha venido asegurando hace semanas al sector privado que será él quien maneje el proyecto de ley y que este será consensuado con los gremios empresariales.

Dicho mensaje también se lo ha comunicado al sector privado el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, quien estaría más alineado con Arenas, ante el temor por la posibilidad de un escenario económico adverso prolongado en el tiempo.

Diversas fuentes confirman a este medio que la reforma laboral que se presente será "menos dura" que lo que se planificaba al principio. El foco del gobierno ahora es el crecimiento y ese es el mandato de La Moneda.

Ese mensaje lo deslizó el 28 de septiembre pasado el subsecretario de Hacienda en una entrevista con este medio.

En el programa 'La Mesa' de El Mostrador Mercados, Alejandro Micco mandó una clara señal, diciendo que la reforma laboral "va a entrar, pero es importante que sea una reforma que genere grandes acuerdos".

Y, en tal sentido, añadió: "El tema de la reforma laboral es un tema importante, pero por cómo se ha mostrado, por cómo hemos reaccionado como país y gobierno ante los cambios importantes que quiere hacer esta administración, creo que da certezas, que la gente está mirando la situación de una forma distinta, tal como lo dijo el ministro de Hacienda, de que ha habido un punto de inflexión con la reforma tributaria, en términos de cómo se van a abordar estos cambios tan importantes para el país". 

Apuntó a que la reforma tributaria se hizo con un acuerdo desde el Partido Comunista hasta la UDI, "cuando no era necesario" y señaló que ese será el modelo a seguir.

Dos semanas después, en Londres –durante el Chile Day 2014–, el ministro Arenas se lo garantizó al gerente general de Falabella, Sandro Solari, en una reunión con empresarios en el marco del encuentro.

Fuentes que fueron testigos del intercambio revelan que Arenas dio garantías de que la agenda laboral será consensuada, al igual como terminó siéndolo la Reforma Tributaria, y que él tomaría la responsabilidad de conducir las discusiones.

El ministro aseguró a la prensa que "no tenemos ninguna duda de que vamos a llevar adelante nuestra agenda laboral, la gradualidad y oportunidad la informará la Presidenta en su momento. Lo que he dicho es que estamos trabajando en la reforma laboral con la ministra Blanco. En lo personal, voy a estar absolutamente con la misma decisión que con la Reforma Tributaria. Al final, logramos dar certidumbre tributaria. Estoy absolutamente seguro de que tenemos que trabajar también en la agenda laboral para generar estabilidad y certidumbre".

Proyecto se manda en noviembre

Las semanas siguientes son claves –recalcan en el gobierno– para afinar los temas del proyecto, que debería presentarse en la segunda quincena de noviembre, más cerca de fin de mes, revelan en el oficialismo.

En el mundo político se precisa que la presidenta de la multisindical, Bárbara Figueroa, ha sido excesivamente cauta y no ha cumplido el rol que le corresponde, de presionar públicamente a La Moneda para impulsar la reforma laboral, opinión que es compartida en el gobierno y en sectores del Ministerio del Trabajo.

Dicen que Figueroa, en su condición de militante comunista, está “pecando” precisamente de ser demasiado oficialista y, por ello, ha contenido el despliegue de un papel más protagónico para “pelear” la reforma laboral.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV