lunes, 1 de marzo de 2021 Actualizado a las 08:48

Hacienda aprovecha condiciones financieras y emite deuda por US$ 2.000 millones anticipándose a que la situación empeore en 2015

por 4 diciembre, 2014

Hacienda aprovecha condiciones financieras y emite deuda por US$ 2.000 millones anticipándose a que la situación empeore en 2015
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Alberto Arenas finalmente sorprendió al mercado con buenas noticias.

El ministro de Hacienda lideró la emisión de bonos más grande que ha hecho Chile desde que volvió a los mercados internacionales de deuda, en 1990.

El Gobierno optó por aprovechar las condiciones financieras aún favorables y emitió US$ 2.052 millones en euros y dólares. Ambas colocaciones tuvieron una vigorosa demanda.

La colocación en dólares fue de US$ 1.060 millones, a un plazo a 10 años, con una demanda de US$ 3.732 millones, lo que implica un ratio oferta demanda de 3,5 veces. La tasa fue de 3,185%, lo que significa que el spread obtenido fue de 90 puntos base por sobre la tasa de interés del papel a 10 años del Tesoro Americano.

En la mañana, el gobierno colocó un bono por 800 millones de euros, también a 10 años, con un rendimiento de 1,745%. La demanda fue de US$ 3.000 millones, lo que implica un ratio oferta demanda de 3,75 veces, muy similar a la demanda por el bono en dólares.

La tasa alcanzada equivale a un spread de 75 puntos básicos por sobre la tasa libre de riesgo en euros y es la más baja que haya obtenido Chile en su historia de emisiones en los mercados internacionales.

El cupón de este bono es el más bajo para un bono soberano de país emergente en el plazo de 10 años.

En el mercado estiman que el monto sugiere preocupación del gobierno por recursos para financiar la expansión del gasto del año próximo. Cabe recordar que el déficit fiscal aumentará a 2% este año y aún más el próximo a medida que la economía se desacelera y el gasto aumenta.

Para los economistas de la plaza, el ministro Arenas se aprovecha de las buenas condiciones para endeudarse y el hecho de que Chile aún mantiene el mejor rating de todas las economías emergentes. Ese escenario, dice un ex consejero del Banco Central, podría cambiar el próximo año, dado que la economía se deteriora, el riesgo país podría aumentar y la Reserva Federal se prepara para comenzar a subir sus tasas.

El gasto fiscal está proyectado que aumente 9.8% el año próximo, su mayor alza desde la recesión de 2009.

Recursos para Codelco

El bono en dólares incluyó recursos frescos por US$ 508 millones y una recompra de bonos soberanos por US$ 552 millones. Parte de esos fondos irán a la recapitalización de Codelco.

La demanda por esa emisión totalizó 176 inversionistas, provenientes de Estados Unidos, Europa, Latinoamérica y Asia.


Arenas explicó que la recompra de deuda tuvo como objetivos darle mayor liquidez a la nueva emisión en dólares y, al mismo tiempo, suavizar el patrón de amortizaciones futuras del gobierno.


“Es evidente que entre 2010 y hoy las condiciones financieras para las economías emergentes se han deteriorado. De hecho, el EMBI de Latinoamérica subió en 131 puntos base en este período”, planteó.

El ministro destacó que la alta demanda y las tasas conseguidas en el contexto del mercado actual reafirman la confianza de los inversionistas en el futuro de Chile.

Jorge Selaive, de BBVA Research, dice que "las tasas de endeudamiento logradas en esta oportunidad destacan en el concierto de emergentes y se ubican en torno a 3,2% en dólares. También es destacable la generación de un benchmark líquido en euros para las empresas locales que quieran emitir en Europa, aprovechando el apetito por deuda Latam en dicho continente".

De acuerdo a cálculos de Bloomberg, el rendimiento de los bonos en euros que pagará Chile es mayor a los costos de la deuda que emitió en dólares, pero sirven para generar una nueva tasa de interés de referencia para las empresas chilenas que buscan financiamiento en los mercados internacionales.

Citigroup, HSBC y Santander Chile manejaron la operación.

La razón de emitir en euros por primera vez en más de 10 años se debe a que, como el Banco Central Europeo promete más estímulos para reactivar la economía, hay mucha demanda por instrumentos de renta fija con la seguridad y los rendimientos de la deuda soberana chilena y otros mercados emergentes como Perú y Colombia, dicen los analistas.

La última emisión de bonos soberanos chilenos fue en octubre de 2012, cuando emitió US$ 1.500 millones a 10 y 30 años a las tasas más bajas de su historia.

De acuerdo a cifras de Bloomberg, desde que el gobierno comenzó a emitir en dólares en julio de 2010, empresas chilenas han colocado US$ 38 mil millones en bonos en dólares.

BBVA Research dice que los efectos de estas emisiones en el mercado cambiario local serían nulos, ya que el gobierno planea mantener los montos recaudados por la emisión en euros y no repatriarlos en pesos.

Los bonos soberanos chilenos han retornado 10% este año, muy cerca del promedio de 10,45 que acumula la deuda en dólares de economías emergentes.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV