sábado, 22 de enero de 2022 Actualizado a las 22:36

Bloomberg: Economía chilena paga un alto precio por acoger derechos indígenas

por 22 diciembre, 2014

Bloomberg:  Economía chilena paga un alto precio por acoger derechos indígenas
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un reportaje de Bloomberg publicado en la revista BusinessWeek saca la cuenta de cuánto le cuesta a la economía chilena respetar los derechos indígenas, algo a lo que se comprometió cuando Chile firmó el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

De acuerdo a cifras calculadas por Bloomberg, las disputas con pueblos originarios sobre sus derechos y el potencial daño medioambiental que podrían causar han retrasado proyectos de inversiones equivalentes a 10% del PIB.

Estudios citados por el reportaje señalan que las negociaciones con las comunidades, así como la creciente conciencia ecológica, han frenado o bloqueado más de US$ 20 mil millones en centrales eléctricas, minas de oro y cobre, y líneas de transmisión.

Uno de los casos que cita el reportaje es el de Wilson Galleguillos, miembro de la comunicad indígena de Chiu Chiu, ubicada en el valle del Alto Loa, donde viven 300 descendientes de los atacameños.

Galleguillos alega que el polvo de los depósitos de residuos de la mina de cobre Radomiro Tomic de Codelco dañan la cosecha. Desde la adopción en 2008 de un acuerdo global sobre derechos indígenas de Chile, la minera estatal debe consultar con ellos sobre su planeada expansión.

"Yo no quiero ni escuchar los argumentos de Codelco. Yo no voy a hacer concesiones. Voy a sentarme y hablar con ellos, pero sólo para decir que quiero su proyecto lejos de aquí", dice Galleguillos en la entrevista con Bloomberg.

Codelco señala que "la consulta con Chiu Chiu está desarrollándose con normalidad y no ha degenerado en una disputa legal".

Bloomberg explica que el auge del cobre convirtió a Chile en el país más rico de América Latina, pero los conflictos medioambientales con los pueblos indígenas han contribuido a enfríar el crecimiento. "Hemos llegado a un punto muerto que tiene una gran cantidad de costos para el empleo, el crecimiento y el bienestar", dice Ricardo Katz, analista de grupo de investigación de negocios patrocinado por el Centro de Estudios Públicos (CEP).

De acuerdo a las cifras citadas en el reportaje, desde que se adoptó la regla de consulta, 76 empresas han tenido que tomar medidas y 45 de los proyectos terminaron en tribunales, retrasándolos.

Los retrasos han sido peores en sector energético. De acuerdo a Bloomberg, Neltume, una central hidroeléctrica de US$ 781 millones, y el Mediterraneo, un proyecto hidroeléctrico de US$ 400 millones, se han empantanado en demandas presentadas por los grupos indígenas que reclaman que las consultas no fueron hechas de buena fe. En un comunicado por correo electrónico, Endesa Chile señaló que llegó a un acuerdo con las comunidades para la construcción de Neltume, tras más de 500 días de consulta.

Las demandas han contribuido a la cancelación de proyectos de energía, elevando los costos de ésta.

Empresas chilenas pagan un promedio de 15 centavos de dólar por kilovatio hora en Chile; es 5 ¢ en Argentina, de acuerdo a cifras del Foro Económico Mundial.

Costo Económico

La minería es de alto consumo energético, por lo que los mayores costos de la electricidad se afectan hasta 1 punto de crecimiento porcentual del PIB, dice Alejandro Alarcón, economista de la Universidad de Chile.

Rolando Humire, presidente del Consejo atacameño de 18 comunidades indígenas, opina que sólo reclaman sus derechos. "La gente ya no se conforma con un par de camionetas y equipos de fútbol que las empresas utilizan para comprarlos", dice. "La gente está mucho mejor informada sobre sus derechos, los deberes del Estado y de los abusos de las empresas mineras".

Cristina Lobera, una agricultora de Chiu Chiu durante 45 años, arranca remolacha, cuyo retraso en el crecimiento se atribuye a los productos químicos de la dársena de Escombreras de Codelco. En el momento en que riega sus campos y alimenta a su ganado, ella dice que tiene el sabor del azufre en su boca. "Si el proyecto se construye, será la muerte de Chiu Chiu y todas las comunidades de Alto Loa", señala. "La agricultura y el turismo van a desaparecer. ¿Qué vamos a hacer para vivir?".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV