lunes, 24 de febrero de 2020 Actualizado a las 10:43

OPINIÓN

Autor Imagen

Acuerdo China y EE.UU.: algo de alivio y nuevas interrogantes

por 17 enero, 2020

Acuerdo China y EE.UU.: algo de alivio y nuevas interrogantes
La fase 1 del acuerdo involucra, no una reducción arancelaria significativa (la que se esperaría para una fase 2 con fecha de concreción aún incierta), sino que un compromiso de China por incrementar las importaciones desde Estados Unidos, lo que tendería a ir equilibrando el déficit comercial histórico de Estados Unidos en favor de China.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El comercio entre China y Estados Unidos creció un 3,9% en 2018, pero se contrajo un 21,7% acumulado a noviembre 2019 como consecuencia de la agresiva política arancelaria y posterior guerra comercial entre ambas economías. A partir de este nuevo acuerdo de fase 1, una estimación conservadora sería pensar en un comercio bilateral del orden de MMUSD 635 millones que es similar a lo alcanzado en 2017 como nivel pre-crisis.

La fase 1 del acuerdo involucra, no una reducción arancelaria significativa (la que se esperaría para una fase 2 con fecha de concreción aún incierta), sino que un compromiso de China por incrementar las importaciones desde Estados Unidos, lo que tendería a ir equilibrando el déficit comercial histórico de Estados Unidos en favor de China.

Como este acuerdo es más una declaración de compromiso que un anuncio de acciones concretas bajo control, no hay certeza de su aplicación, ya que la demanda China por productos estadounidenses y muy especialmente agrícolas depende de la dinámica de cada uno de estos mercados. No hay garantía de que, por ejemplo, China pueda generar un incremento sustancial de la demanda por soya desde Estados Unidos, a menos que ello implique desvío de exportaciones, en cuyo caso muy probablemente sería en desmedro de Argentina y Brasil. Visto de esa manera, este acuerdo tiene de dulce y agraz para la región.

El USD podría, eso sí, mantenerse relativamente fuerte durante 2020 tras este anuncio. Por cierto, en Chile el tipo de cambio cercano a $ 775 es alto, si consideramos que estamos en el periodo de verano, donde ya están comprometidos los pagos por las exportaciones de fruta y donde el precio del cobre se ha estado recuperando. Esta no es una buena noticia para la inflación esperada en nuestro país, pero sí para mantener las expectativas de exportaciones a niveles competitivos.

La disminución en la incertidumbre respecto al alcance de esta guerra comercial también daría un alivio a los mercados financieros, favoreciendo el rendimiento de activos financieros de países emergentes y reduciendo las inversiones en commodities considerados de refugio como es típicamente el oro.

Estados Unidos se quedará con una sensación de triunfo después de haber impulsado una agresiva política arancelaria hacia China y haber logrado un acuerdo favorable. Esto podría desencadenar una amenaza creíble de alza arancelaria por parte de Estados Unidos hacia otras economías, tales como las europeas en caso de discrepancias sobre temas de política internacional, comercial o de otra índole. Así las cosas, 2020 comienza con un respiro respecto a 2019, pero se abren nuevas interrogantes.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV