martes, 13 de noviembre de 2018 Actualizado a las 00:13

Al menos 140 muertos en ciudad

Violentos atentados tras aprobación de nueva constitución en Irak

por 2 marzo, 2004

En plena celebración de la fiesta del Achura, decenas de personas fallecieron víctimas de explosiones en diversos mausoleos de ciudades iraquíes. Los atentados suceden tras la aprobación de la nueva Constitución y el anuncio de un primer desembolso para la reconstrucción del país.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Al menos 143 personas murieron hoy y otras centenares resultaron heridas en los atentados registrados contra los chiíes en las ciudades iraquíes de Bagdad y Kerbala, en lo que podría ser la jornada más violenta tras la posguerra.



Los hechos suceden luego de la aprobación de la nueva carta fundamental por parte del Consejo de Gobierno de esa nación y el anuncio de un primer desembolso para la reconstrucción del país, aprobado por los países donantes.



Los atentados ocurrieron mientras miles de peregrinos se concentraban en lugares sagrados, para el último día de la festividad islámica de Achura. Según el portavoz de la Coalición, general Mark Kimmit, algunas de las explosiones fueron causadas por el estallido de bombas por control remoto y otras por atentados suicidas y el disparo de morteros. "Estas acciones terroristas fueron coordinadas y habían sido planeadas hace tiempo", explicó Kimmit.



Precisó que los ataques costaron la vida a 85 personas en Kerbala, y a 58 en el barrio chií de Al Kadhemiya, en Bagdad. Al menos 15 peregrinos iraníes figuran entre los 143 fieles chiíes que perdieron la vida, a causa de las explosiones.



Los chiítas acusaron de las explosiones a las fuerzas estadounidenses emplazadas en Bagdad ,y a equipos médicos de la misma nacionalidad, que llegaron a ayudar a las víctimas. Muchos resultaron con fracturas a causa de las pedradas recibidas por la turba. Debido a esto debieron lanzar bombas de humo y disparos al aire para dispersarlos.



Fuentes de inteligencia estadounidenses habían estado preocupadas desde hacía tiempo de la posibilidad de un ataque durante la celebración de Achura y fuerzas de la coalición occidental y del propio Irak incrementaron la seguridad en los alrededores de Karbala y otras poblaciones de mayoría chiíta, en el sur, durante el peregrinaje.



El mes pasado, funcionarios estadounidenses publicaron una supuesta misiva de un militante jordano, que señalaba una serie de planeadas acciones contra los chiítas, encaminadas a fomentar una guerra civil entre estos y los miembros de la secta sunita del islam.



En Karbala, 80 kilómetros al sur de Bagdad, cinco detonaciones ocurrieron poco después de las 10 horas, cerca de dos de las mayores mezquitas de la secta chiíta, lanzando cuerpos en todas direcciones y haciendo que miles de peregrinos huyeran presas del pánico.



La mezquita de Kazimiya, en el norte de Bagdad, contiene las tumbas de otros dos santos chiítas, el imán Musa Kazem, y su nieto, el imán Muhammad al-Yawad. La festividad de Achura, es en recuerdo al asesinato en el siglo VII del imán Hussein.



Acuerdo por Ley fundamental



Los violentos ataques se dieron luego que el Consejo de Gobierno iraquí aprobó reformas a la Constitución, uno de los requisitos para la continuación del proceso de democratización de Irak. Entre otras fueron tomadas tres importantes decisiones: el Islam será la religión del Estado -pero no la única-, las mujeres tendrán mayor representación política y, el Kurdistán, continuará siendo una región autónoma.



Al mismo tiempo, los países donantes anunciaron en Abu Dhabi una primera recaudación de mil millones de dólares, monto muy inferior a lo esperado para un primer reembolso de unos cuatro mil millones. Los países donantes habían acordado, en octubre en Madrid, que la totalidad de las donaciones alcanzarían los 33 mil millones.



Para el profesor Waleed Kaleh Alhalifa del Departamento de Estudios Árabes e Islámicos de la Universidad Autónoma de Madrid, ambos elementos, el político y económico, constituyen una pieza fundamental para la continuación del proceso de reconstrucción. "No puede haber estabilidad y funcionamiento político correcto, si no hay paralelamente una base económica".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV