jueves, 28 de mayo de 2020 Actualizado a las 18:34

Autor Imagen

Chilecompra: tapando el sol con un dedo

por 24 octubre, 2012

Un ejemplo de malas prácticas se observa en licitaciones que publica Carabineros de Chile. En la pauta de evaluación de muchos procesos de compra, esta institución es recurrente en asignar puntaje de manera excesiva a aquellos oferentes que han prestado servicios con antelación, en perjuicio de aquellos que nunca lo han hecho.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El caso sobreprecios en la licitación de densímetros publicada por la Subsecretaría del Interior, es uno de tantos ejemplos de malas y corruptas prácticas del actual sistema de compras públicas.

La Ley de Compras requiere de urgentes modificaciones y correcciones, sin embargo existen elementos que hacen imposible regular la totalidad de los aspectos y variables que involucra una licitación, asegurando transparencia e igualdad de condiciones para quienes ofertan.

Vamos por parte; los Convenios Marcos (CM)

La administración pública está obligada a licitar de acuerdo a lo estipulado por la Ley Nº 19.886, sin embargo dicho cuerpo legal no es igualmente aplicable tanto a municipios como a las FF.AA. Por ejemplo; la suscripción de CM no es obligatoria para estas instituciones (art. 8º reglamento de compras).

Independientemente, que los CM sólo han logrado sobreprecios para el Estado, lo que no se ha discutido es su verdadera utilidad, considerando que muchas Pymes que se han adjudicado estos contratos, no han visto la utilidad de este tipo de convenios. Muchas instituciones públicas licitan bienes y servicios, a pesar de estar en CM.

 Las bases de licitación y la pauta de evaluación

Las bases de licitación, que debieran ser una completa y clara guía de aquello que se desea adquirir, en la práctica no es tal. Una significativa cantidad de procesos presenta términos de referencia ambiguos, falta de información y requisitos administrativos y técnicos que imponen altas barreras de entrada para presentar ofertas, favoreciendo sólo a quienes tienen la capacidad económica de constituir garantías, en desmedro de las capacidades profesionales y técnicas de muchos pequeños oferentes.

Un ejemplo de malas prácticas se observa en licitaciones que publica Carabineros de Chile. En la pauta de evaluación de muchos procesos de compra, esta institución es recurrente en asignar puntaje de manera excesiva a aquellos oferentes que han prestado servicios con antelación, en perjuicio de aquellos que nunca lo han hecho.

Un ejemplo de malas prácticas se observa en licitaciones que publica Carabineros de Chile. En la pauta de evaluación de muchos procesos de compra, esta institución es recurrente en asignar puntaje de manera excesiva a aquellos oferentes que han prestado servicios con antelación, en perjuicio de aquellos que nunca lo han hecho. Esta modalidad de evaluación impide que nuevos actores ingresen como proveedores.

Al momento de evaluar ofertas, surgen muchas dudas; ¿cómo se chequea la experiencia de la empresa?, ¿cómo se determina el mejor precio?, etc. Lo anterior se traduce en oferentes que dudan de la probidad del proceso y que finalmente emigran del sistema.

Derecho a pataleo

Según estadísticas de analiza.cl, desde su creación a la fecha, mercadopublico.cl registra más de 2,3 millones de licitaciones publicadas con casi 13 millones de ofertas recibidas. El mismo año (julio, 2003) la Ley de Compras creó el Tribunal de Contratación.

Hasta el año 2011, en este Tribunal se presentaron 744 demandas, cifra insignificante comparada con los casi 2 millones de causas que en un año reciben los juzgados civiles de todo el país. Este antecedente, lejos de hablar de la eficiencia y del bajo nivel de irregularidades que se producen en las distintas licitaciones, más bien da cuenta de un sistema de reclamación desconocido por los oferentes, burocrático en su proceder y caro. Al final del día, las empresas están centradas en adjudicarse licitaciones, no en presentar demandas.

Un mercado que tranza más de 8 mil millones de dólares al año, requiere de actores que medien, interactúen y generen contrapesos y masa crítica. La inexistencia de esto, habla más bien de una industria inmadura que de un sector con dinámicas que impulsen la libre competencia y la transparencia en sus procedimientos. Tal cual como están las cosas hoy, Chilecompra corre el serio riesgo de convertirse en una plataforma útil sólo para formalizar adquisiciones estando la decisión de compra ya tomada, que una plataforma donde, efectivamente, se compite en una cancha pareja, con acceso igualitario a la información, con reglas claras y sin la exacción ilegal de funcionarios que no entienden el compromiso público.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV