viernes, 27 de noviembre de 2020 Actualizado a las 11:59

Autor Imagen

Encerrando a Golborne

por 24 octubre, 2012

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El ministro Golborne fue a 33 comunas (mismo número de los mineros) durante el fin de semana, porque lo llamaron candidatos de todas ellas para que los acompañara. ¿Por qué creen ustedes que un candidato a concejal o a alcalde solicita a Golborne que lo acompañe? Porque sabe que eso lo favorece, pues el ministro es muy popular. Y éste acude porque se lo solicitan, no porque quiera hacer campaña. Hacer campaña es lo que se llama "una lata", porque uno debe oír atentamente y con cara de arrobamiento las cosas aburridas que le dice (o peticiones que le hace) mucha gente; y debe contestar algo que deje satifecha a esa misma gente.

Yo hice campaña dos veces en mi vida. En la primera me fue bien, creo que porque seguí el consejo de una señora que se me acercó en una de mis primeras visitas a terreno y me dijo: "Mire, usted no entusiasma a las personas; usted tiene votos gracias a lo que habla por radio, pero los pierde cuando se presenta personalmente". Entonces no hice más "puerta a puerta", me constreñí a la radio y salí elegido con muchos votos. En la segunda campaña ya no tenía radio y me limité a las apariciones personales, acompañado de alguien que iba anotando todas las peticiones que me formulaba la gente, para tratar de suplir mi falta de carisma. Pero pese a que llenamos un cuaderno completo no resulté elegido. Es que "lo que Natura non da, Salamanca non presta".

Golborne, en cambio, representa el caso contrario: sus presentaciones personales convocan a la gente, porque tiene muchísimo carisma. En realidad, "la gente lo pide". Además, a él no le afecta ningún impedimento legal para visitar comunas fuera de su horario de trabajo, en días feriados.

Pero los dirigentes opositores han acudido hoy en masa a La Moneda para protestar por ese despliegue del ministro, que califican de "intervención electoral". En realidad, lo que quieren es encerrar a Golborne, para que no descuente la ventaja que, por ahora, le lleva "todos sabemos quién".

Y el propio Presidente, seguramente presionado por "no cuesta mucho saber quién", ha dispuesto que todos los ministros deben ir a encerrarse a La Moneda el domingo, porque sabe que un candidato al cual Golborne le ha dado público apoyo va a resultar electo y podría querer aparecer en el balcón de la Municipalidad a festejar su triunfo junto a él, dando lugar a una escena victoriosa, que va a aparecer en todos los medios, va a valer más que mil palabras y no va a poder ser emulada el domingo por ningún otro candidato presidencial en ninguna otra parte.

Error presidencial. Pues se sabe que esa estrategia no funciona desde que la Cenicienta conquistó al príncipe pese a que su madrastra la encerró para que no opacara a las hijas feas de ésta en el baile del rey.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV