miércoles, 22 de mayo de 2019 Actualizado a las 04:03

Autor Imagen

#NoVotesPorTuristas

por 4 julio, 2017

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Que Camilo Escalona sea la carta para la XI región no es algo de lo que debamos sorprendernos. Imposible olvidar cuando la derecha barajó a Vasco Moulian ¡Vasco Moulian!, o a ese fracaso electoral que se llamaba Max Larraín. Por otra parte no todo afuerino es sinónimo de fracaso, Patricio Walker es senador desde el 2010. A él sus juntas le sirvieron. Bastó visitar un par de familias para “tantearse” y repletar con su propaganda las calles para anular a cualquier otro candidato. Finalmente consiguió su triunfo. Una estrategia DC conocida, ya la había probado con éxito Adolfo Zaldívar. Senadores demócratacristianos que representaron a Aysén con sus boinas gauchas en la maleta durante años con semanas distritales en hoteles e inscripciones electorales en lugares que probablemente nunca durmieron.

Ahora el PS quiere probar con Escalona, el expresidente del partido, el exsenador de Los Lagos, el hombre quien casi esperó a Bachelet en la losa del aeropuerto Arturo Merino Benítez su llegada desde Nueva York, pero que no consiguió puesto alguno en su segundo gobierno. Un afuerino que ahora se tantea entre calle Condell y calle Victoria, si es que le dicen donde quedan esas calles.

El caso de Camilo Escalona es solo un ejemplo de tantos otros casos en que turistas buscan representar a regiones, y muchos de estos turistas logran su fin ¿Cómo olvidar el circo que instaló Ena Von Baer en Valdivia para conseguir cercanía? ¿Cómo olvidar su look cowboy queriendo parecer de la zona siendo que se acercaba más al Viejo Oeste? O el caso de Andrés Allamand y Eduardo Frei por la misma región, se les podía ver de vez en cuando disfrutando de crudos en el Haussmann.

Seamos sinceros, el turista Escalona no responde a las necesidades de la región menos poblada del país ¿Acaso el propio partido cree que no existe algún socialista de la zona capaz de competir? La lógica parece ser: “Oigan, en Aysén no hay nadie que pueda, mandemos a Camilo”, triste. Triste para tantas personas de Coyhaique, de Aysén, Chacabuco, Mañihuales, Chile Chico y de toda persona que en algún rincón de la región de Aysén hace patria ¡Pero más triste aún para aquellos socialistas ayseninos que justifican su postulación por las redes sociales argumentando que por su experiencia puede ser candidato de cualquier parte! Camilo Escalona responden a la lógica de partido, operará bajo la orden de los compañeros y no a la orden de la gente de Aysén.

Es muy probable que próximamente lo veamos haciendo turismo político. Ahora puede que veamos fotos con algún huemul, puede que se le pueda ver a orillas del Baker, puede que lo veamos también comiendo cordero al palo con lugareños, pero es difícil no preguntarse, con todo el respeto que merecen los turistas: ¿En serio representará a Aysén un turista?

El caso de Camilo Escalona es solo un ejemplo de tantos otros casos en que turistas buscan representar a regiones, y muchos de estos turistas logran su fin ¿Cómo olvidar el circo que instaló Ena Von Baer en Valdivia para conseguir cercanía? ¿Cómo olvidar su look cowboy queriendo parecer de la zona siendo que se acercaba más al Viejo Oeste? O el caso de Andrés Allamand y Eduardo Frei por la misma región, se les podía ver de vez en cuando disfrutando de crudos en el Haussmann.

¿Cuál es el criterio o conocimiento en terreno de quienes nos representan en la cámara de diputados o en el senado si sus distritos son solo una pasantía semanal al mes? Puede que las personas los conozcan, pero no necesariamente estos afuerinos conocen a quienes están representando.

Ahora, en este nuevo año de elecciones, veremos a tantos otros turistas, tanto de derecha o de izquierda, buscando la selfie, buscando la cercanía, buscando a quien sea que los recomiende ante un grupo de personas que no conoce y con los cuales no tiene vínculo alguno. Turistas al congreso, turistas como aquellos de chalas y calcetines blancos mirando las calles, tomando fotos, encontrando pintoresco todo aquello que les es nuevo y que luego, al volver a la comodidad de sus casa en Santiago, contarán “que saben” porque lo que vieron y hasta te mostrarán la foto que tomaron para respaldar lo que quieran decir.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV