jueves, 13 de diciembre de 2018 Actualizado a las 16:17

Opinión

Autor Imagen

Piñera y Reforma a pensiones: Un efecto lejano para los adultos mayores

por 1 diciembre, 2018

Piñera y Reforma a pensiones: Un efecto lejano para los adultos mayores
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Recientemente el gobierno del presidente Piñera anunció un proyecto de ley de reforma al sistema de pensiones, destacando principalmente el 4% adicional a las cotizaciones con cargo al empleador que será aplicado en forma gradual de aquí a 8 años. En resumen, se traduce en que las cotizaciones pasarán del 10 al 14% en su plenitud al 2026. Habrá más competencia a la hora de administrar este 4% adicional por parte de otras entidades distintas a las AFP´s, sin embargo, no está claro si existirá o no un cobro adicional de comisión por la administración del adicional ¿Pero qué sucede con las pensiones actuales de los adultos mayores? No mucho.

En el plano internacional, por contraste, el promedio de cotización de los países de la OCDE corresponde al 19%,  seamos honestos, seguimos con una medida baja y con sueldos bajos. Si llega a aprobarse la reforma de pensiones del gobierno, la pensión básica solidaria subirá cerca del 10% (lo que equivale en la actualidad en $10.000) de $107.000 a $117.000 en cifras cerradas.  Pero ¿realmente esto mejora la calidad de vida en adultos mayores? En un debate sobre salud donde participé junto al actual ministro de salud, Santelices, expresé mi preocupación sobre la salud bucal en la población adulto mayor, ya que, el 95% de ellos tiene caries o alguna enfermedad dental. ¿Hablemos de acceso a medicamentos en salud? Cerca del 60% de los ingresos mensuales en adultos mayores sería destinada a medicamentos y calefacción.

Chile está envejeciendo de forma acelerada, en los últimos 25 años la población adulto mayor ha crecido cerca de un 70% y la proyección según INE es que al 2050 1 de cada 3 chilenos será adulto mayor.

Los desafíos del presente gobierno y el Congreso son altos en materia de políticas públicas así como en legislación frente a los jubilados de Chile. Podríamos decir incluso que se ha transformado en una deuda histórica que pide y exige justicia-dignidad así como la de los profesores jubilados que también reciben una pensión violenta y displicente. El actual programa de envejecimiento positivo denominado “Adulto Mejor” del presidente Piñera sigue siendo débil y enajenado de la dura realidad de nuestros abuelos, bisabuelos y la población más senil.  

Nos encontramos al final de la lista en países OCDE con pensiones más bajas, con tasas de reemplazo con mayor desigualdad además entre hombres y mujeres. Las pensiones en adultos mayores no mejoraran si no ponemos un piso ético en igualar por lo menos, la pensión mínima de un adulto mayor respecto al sueldo mínimo vigente, donde las atribuciones de un sistema mixto de ahorro mejoren la co-responsabilidad, el pilar contributivo y aumento del porcentaje de ahorro en el pilar de capitalización, por lo menos, incorporando además la redistribución del ahorro al consumo donde un trabajador o jubilado tenga el derecho de realizar una transferencia entre el presente y futuro sobre lo que le pertenece. A su vez, hablar de un ministerio del Adulto Mayor no debe quedar en el imaginario de nadie, Chile debe avanzar pero de verdad.

 

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV