viernes, 18 de septiembre de 2020 Actualizado a las 17:47

Opinión

Autor Imagen

Ser niña pobre en Chile

por 6 marzo, 2020

Ser niña pobre en Chile
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Pese al avance y fortalecimiento del feminismo en nuestro país, que ha logrado materializar la aprobación de la ley contra el acoso callejero o la ley de aborto en tres causales, hoy todavía ser adolescente y niña en Chile es sumamente complejo, y más aún ser una niña pobre y vulnerada en sus derechos.

A partir del Informe Infancia Cuenta en Chile 2015, se establece que, si bien la pobreza multidimensional afecta de manera similar a niños y niñas en promedio a nivel nacional, en algunas regiones, como la Región de La Araucanía y la Región de Atacama, la situación es más grave para las niñas, alcanzándose niveles de pobreza mutidimensional de 31,4% y 28,7%, respectivamente.

La situación de las niñas también es crítica cuando, además de ser pobres, se enfrentan a vulneraciones de sus derechos, que incluso pueden revestir carácter de delito, como lo es el abuso sexual. Según datos del Anuario Estadístico de Sename, en 2018 se registraron 1.225 casos de niñas atendidas en el Programa Ambulatorio de Reparación ante casos de Explotación Sexual (PEE), considerando 397 nuevos ingresos en 2018.

De acuerdo al Reporte de Monitoreo del Observatorio de Niñez y Adolescencia, y cifras de la Subsecretaría de Prevención del Delito de 2016, se establece que por cada 100 mil habitantes se registraron 247,5 denuncias por delitos de violencia sexual a niñas y adolescentes entre los 14 y 17 años, y que del total de víctimas de delitos de violencia sexual en menores de edad, el 81% son niñas o adolescentes mujeres.

Este viernes 6 de marzo saldremos a la calle nuevamente a marchar con la consigna “No más Sename”, a dos años del terrible asesinato de Sophie a manos de los abusos de su padre, y del asesinato de Ámbar, abusada por un tío luego de que el Sename no quisiera otorgar su cuidado a otro tío escogido por la madre, por el hecho de ser homosexual.

Seguimos protestando porque, pese a que en mayo de 2018 el Gobierno lanzó, con amplia cobertura en prensa, el Acuerdo Nacional por la Infancia, existen escasos con nulos avances en materia de protección de la niñez. Por otro lado, el proyecto de Ley de Garantías de los Derechos de la Niñez aún se encuentra en el Senado y no acoge las recomendaciones del Comité de los Derechos de la Niñez, como lo es la desjudicialización de la protección, el fortalecimiento de las medidas administrativas y, en consecuencia, el rol del sistema local de protección de la niñez. A casi dos años del Acuerdo, aún no existe claridad de cómo se articulará la oferta local del Sistema de Protección de Niñez.

¿Cuántos años más deben transcurrir para que el Gobierno tome acciones concretas? ¿Cuántos niños o niñas espera el Gobierno sean vulnerados(as) en sus derechos, abusados(as) sexualmente, asesinados(as), para que por fin se le dé urgencia a la protección de las niñas y los niños más vulnerables del país? Mientras eso no ocurra, seguiremos marchando.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV