jueves, 21 de octubre de 2021 Actualizado a las 08:04

Opinión

Autor Imagen

Las exportaciones de agroalimentos desde el sur de Chile y la crisis global de containers

por 22 septiembre, 2021

Las exportaciones de agroalimentos desde el sur de Chile y la crisis global de containers
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El comercio global enfrenta en este segundo año de pandemia una falta de disponibilidad de contenedores vacíos, los cuales no logran llegar a los lugares de carga, debido a atrasos y congestión en los puertos. El flujo comercial de contenedores ha tenido un crecimiento sin precedentes, con un 17% los primeros 5 meses del 2021 respecto al mismo periodo del 2020. Este incremento no esperado, ha causado un colapso en puertos, terminales y en toda la cadena logística.

Según la UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo), las razones que se plantean a nivel global son los cambios en los patrones de consumo y de compra derivados de la pandemia, como el aumento del comercio electrónico, así como las medidas anticoronavirus, lo que ha provocado un aumento de la demanda de importación de bienes de consumo manufacturados, una gran parte de los cuales se transporta en contenedores. Señalando que los flujos comerciales marítimos aumentaron cuando algunos gobiernos suavizaron las medidas anticoronavirus y aprobaron paquetes de estímulo nacionales.

Los desafíos para los exportadores a nivel global, además de enfrentar el aumento en las tarifas de los contenedores, son ajustarse a condiciones más estrictas de gestión de su oferta exportable, hoy las navieras cada vez aceptan menos “tiempo libre” tanto en origen como en destino, y están priorizando volúmenes reales y serios, con un forecast para poder asegurar espacio en barco y equipos.

Recientemente, a través de la Universidad de La Frontera, se realizó el webinar “Crisis Global de Containers” (Link a Webinar), con operadores logísticos desde Europa, donde se analizó la situación actual y perspectivas de la crisis, señalando cómo funciona el comercio global de containers, los principales puertos involucrados, los problemas que está enfrentando la industria, y los peaks de precios que el mercado hoy presenta, el cual no se avizora que cambie en al menos 12 meses.

La crisis del flujo comercial de contenedores a nivel global generará un gran impacto en las exportaciones de la zona sur de Chile, ya que nos encontramos alejados de las principales líneas de servicios marítimos. El impacto no solo estará en el aumento del precio de los fletes de los productos exportados, sino también en la posibilidad de enviar los productos agrícolas y alimentos tanto frescos como refrigerados a los mercados de destino.

Algunas sugerencias que pueden ayudar a los exportadores, es que las navieras estarán más interesadas en movimientos puerto a puerto, para asegurar el movimiento de los contenedores. También la planificación y control de las entregas en los puertos será un aspecto relevante.

El escenario es complejo, se han quebrado las cadenas globales de valor y su restablecimiento dependerá de cómo el COVID-19 avance o se detenga, ya que los puertos colapsados, en algunos casos el cierre temporal de ellos, la falta de choferes en las rutas terrestres, dependen hoy día de cuánto se avance a nivel global en el control de la pandemia.

La producción y exportación de agroalimentos en la zona sur se verá aún más afectada al estar alejada de los puertos de salida de contenedores, sumándose a ello la necesidad de mantener las cadenas de frío para los productos refrigerados y con atmósfera controlada.

Algunas estrategias que podrían aminorar el impacto podrían ser focalizarse en el mercado de Sudamérica, con rutas más cercanas. En La Araucanía, potenciar el aeropuerto, que es un aeropuerto internacional. Se podrían despachar charters de fruta directos a China, especialmente para la ventana de las exportaciones de fruta fresca. Una estrategia de venta en el mercado interno a nivel nacional, de Arica a Punta Arenas, podría ayudar a mitigar la crisis.

Así como las navieras actualmente están moviendo contenedores en ultramar, es decir, llevando barcos más pequeños que retiran contenedores vacíos de los grandes portacontenedores, para llevarlos a los puertos donde se necesitan, ahorrando días, en Chile también debemos innovar con urgencia. La posibilidad de una ley corta que permita mover los contenedores de comercio exterior vía marítima dentro de Chile, permitiría mejorar la situación de disponibilidad y eficiencia logística.

Se requiere de una gran coordinación público-privada para lograr caminos de salida, y también la colaboración y compromiso de todas las partes interesadas. El sur de Chile ha apostado por la producción y exportación de agroalimentos, y este será un año complejo y difícil, que deberá servirnos para aprender, para trabajar más unidos y prepararnos para años mejores.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV