lunes, 10 de diciembre de 2018 Actualizado a las 23:23

Silencios y falta de vocero de Geotérmica del Norte

La mala jugada comunicacional frente a la crisis del Tatio

por 7 octubre, 2009

Expertos en comunicación estratégica coinciden en que la fórmula elegida por la empresa  para enfrentar la crisis no ha rendido frutos. Al contrario: hoy tienen en contra a las comunidades, la opinión pública e incluso al Gobierno. En medio del huracán, la compañía, compuesta por Enel, Enap y Codelco, sigue apostando por la geotermia y ya tiene en la mira otras zonas para realizar exploraciones.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Geotérmica Del Norte (GDN) ha estado en el ojo del huracán en las últimas semanas. La lluvia de críticas  que ha enfrentado vienen de todos los sectores: las comunidades, el gobierno, la opinión pública e incluso el mundo empresarial.

No es para menos: la compañía compuesta por la italiana Enel (51 %), Enap (44%) y Codelco (5%) provocó un accidente en una zona emblemática del país: una fumarola de 60 metros en el Tatio, que por 27 días estuvo sin control y que provocó un duro revés en la imagen de la empresa.

Según expertos en comunicación estratégica, la fórmula comunicacional elegida por GDN, y que está en manos de Quásar Comunicaciones, ha sido mala.

Cristián Calderón, académico de la Universidad Católica, señala que “las comunicaciones son estratégicas en la medidas que ayudan o contribuyen a lograr objetivos de la organización”.

Por eso, “frente a un evento de esta naturaleza las organizaciones, que no tiene por qué preverlo antes, tienen que organizar sus comunicaciones para ser una buena fuente de información. Y cuando no lo son,  el periodismo, que es su objetivo, tendrá que buscar otras fuentes. Otros hablan por ellos”.

El experto explica que en este caso “el silencio que no dio cuenta de qué pasó, ni de cuáles eran las medidas para mitigar el problema, hizo posible que la noticia escalara a un nivel en el que aunque el domingo se dio una solución, la brecha de la desconfianza quedó intacta”.

Para el profesor de la Facultad de Comunicaciones UC, Patricio Dussaillant, que ha comentado el caso con sus alumnos, el termómetro que permite ver el manejo de la situación es justamente que “hoy no tienen  aliados”. A pesar de que es un tema “políticamente correcto, porque ¿qué mejor que  estar buscando energías renovables? Por último fuera un tema que causa daño. Pero tienen a todos en contra cuando naturalmente deberían estar a favor: las comunidades, las autoridades y la opinión pública”.

Por otra parte, explica que la reacción inicial no fue buena porque “en una crisis lo primero es que la información que das sea lo más exacta posible. Además de ser coherente entre lo que dices y haces”.

El académico explica que “en algunos medios decían que hacían todo lo posible por solucionar el problema, pero que desde el mismo medio señalaban que habían ido a terreno y que no estaban trabajando, no había gente y las máquinas estaban detenidas”.

En opinión de Dussaillant “no tenían estrategia para gestión de conflictos potenciales: no estaban preparados para enfrentar una crisis”.

Otro punto que echa de menos es la falta de vocería. “En una crisis tienes que dar la cara, alguien tiene que aparecer”. Lo que está muy relacionado con la cercanía a la opinión pública. “Recién hoy en la declaración de la empresa aparece cierta preocupación por las personas. Antes el mensaje era muy técnico, decían que el problema era inusual en la industria y eso a la gente le da lo mismo”.

Según un experto en comunicaciones que trabaja en la industria, “el caso del Tatio es para un paper de lo no se hace en comunicación estratégica”.

Los otros proyectos geotérmicos de GDN

En medio de toda la polémica, GDN mantiene otros proyectos geotérmicos en la mira en la región de Antofagasta y otras zonas del país.

En enero de este año, el ministerio de Economía adjudicó a la compañía la concesión de explotación de Apacheta, en la comuna de Ollagüe y de La Torta, en la comuna de San Pedro de Atacama.

Ambos proyectos de explotación tienen una superficie y una inversión mayor que la del Tatio, que alcanza las 4.160 hectáreas y los 80 millones 764 mil dólares. Apacheta contempla 8.100 hectáreas con un costo de 289 millones de dólares, mientras que La Torta abarca  5.400 hectáreas y un financiamiento de 131 millones de dólares.

Según explican desde la compañía, las iniciativas están en distintas etapas de desarrollo. En el caso de Apacheta aún no se ha iniciado, en cambio La Torta está en la etapa de exploración superficial. En total y si se concretan estas apuestas, GND invertiría casi 600 millones de dólares en geotermia en la región.

No es todo. La Empresa Nacional de Geotermia S.A., conformada por Enel (51 %) y Enap (49 %) se adjudicó en enero de este año la concesión por exploración de Polloquere 2, en la comuna de Colchane, en la Región de Tarapacá, con 47.500 hectáreas y una inversión proyectada de más mil millones 200 mil dólares.

Desde GND señalan que son empresas distintas. Pero al consultar en la cartera de Santiago González sobre las concesiones geotérmicas en licitación ligados a GND, la información enviada incluía a ambas.

Las 20 zonas para exploración geotérmica

En junio pasado el ministerio de Minería inició el proceso de licitación de 20 áreas para exploraciones geotérmicas entre las regiones de Arica y la Araucanía. Una de las firmas interesada en adjudicarse alguna de estas concesiones fue La Empresa Nacional de Geotermia.

Desde Minería, detallaron que en la licitación por las 20 áreas presentaron ofertas por las áreas de Licancura 1, Licancura 3, Necul y Calabozo”. En noviembre se presentarán los resultados de la licitación para que las empresas inicien las exploraciones. Pero esta vez, según explicó el ministro, la normativa incluirá cambios para proteger los territorios, como posibles sanciones si se incumplen los proyectos, así como la creación de mesas de trabajo que incluirían a las comunidades y las empresas.

Una situación muy distinta a la vivida en la Región de Antofagasta, según las propias comunidades. Y también según el principal empresario turístico de Chile y dueño de la cadena Explora -que tiene un hotel en San Pedro de Atacama-, Pedro Ibáñez.

En una extensa entrevista a La Tercera, además de criticar la institucionalidad ambiental y el oportunismo de los candidatos en torno al caso, aseguró que cuando la comunidad intentó que la empresa les explicara el proyecto “fue como hablar con una pared. No dieron ningún antecedente. No les dieron ni pelota”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV