miércoles, 12 de diciembre de 2018 Actualizado a las 12:37

Delito informático contra Simonetti

Formalizan y sancionan a gerente de inmobiliaria Tecsa por espionaje empresarial

por 14 octubre, 2009

Álvaro Daneri deberá firmar trimestralmente durante un año. En tanto, el jefe de informática de Simonetti, quien fue el artífice de la conexión clandestina para enviar información a través de la red, no se presentó a la audiencia por lo que se despachó una orden de detención en su contra.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Luego de poco más de un año de investigación la Fiscalía Oriente formalizó por delito informático al actual gerente de la inmobiliaria Tecsa, Álvaro Daneri, en el marco del caso de espionaje empresarial en contra de la firma de competencia Simonetti, revelado  en noviembre de 2008  por El Mostrador.

Al mismo tiempo, el Séptimo Tribunal de Garantía de Santiago le aplicó la condición de no cometer el mismo ilícito dentro de un año para evitar la realización de un juicio, cuestión que,  para los efectos reales, implica un reconocimiento de responsabilidad. Este es un instrumento de la reforma que se conoce como el "procedimiento simplificado".

Los hechos por los cuales Daneri fue llevado a la justicia se iniciaron en 2008, cuando Simonetti descubrió que su jefe de informática, Juan Carvallo, se había quedado con un notebook del gerente Rodrigo Lyon Ramírez.

Luego de una revisión a su servidor, se descubrió un "espejo", lo que en lenguaje informático significa una conexión clandestina a la red de Tecsa, mediante la cual tenía acceso a información clasificada de la compañía.

Para llegar a la verdad procesal, el fiscal Gonzalo de la Cerda logró la confesión de Carvallo, quien para evitar una sanción mayor colaboró "sustancialmente" con la investigación, entregando todos los detalles.  Entre estos confesó que uno de sus contactos era Daneri, según revela la formalización que leyó ayer ante el magistrado de turno.

Carvallo debía concurrir ayer al tribunal para recibir una sanción similar, pero no llegó a la  audiencia por lo que se despachó una orden de detención en su contra.

La audiencia de ayer, en todo caso, fue fruto de una negociación de ambas empresas con el fiscal de la Cerda, ya que querían evitar aparecer en los medios y así ver nuevamente expuesta su imagen.

Tecsa es una firma chilena que mantiene sucursales en varios países de Sudamérica y cuya facturación supera los US$ 500 millones, por lo que el caso afectó duramente su reputación corporativa. Dentro de las obras que ha realizado están el reactor nuclear de Lo Aguirre, la Torre Santa María, el Hotel Hyatt, las torres Renoir de Buenos Aires, la planta La Farfana, la Costanera Norte, entre otras. Y cuenta con grandes clientes como D&S, Codelco y el Ministerio de Obras Públicas.

  • Lea la formalización del fiscal
  • Compartir Noticia

    Más información sobre El Mostrador

    Videos

    Noticias

    Blogs y Opinión

    Columnas
    Cartas al Director
    Cartas al Director

    Noticias del día

    TV