lunes, 10 de diciembre de 2018 Actualizado a las 23:23

Filtración de documento generó suspicacias entre "socios" de Piñera

La UDI ni a misa con uniones homosexuales

por 14 octubre, 2009

Al parecer el piñerismo no aprendió la lección que dejó la polémica a raíz de la distribución de la "píldora del día después" en junio pasado. Y es que la propuesta para regular las uniones de hecho, tanto de parejas hetero como homosexuales, volvió a provocar una disputa al interior de la derecha, dejando en claro que estos temas reviven desconfianzas apenas disimuladas por las expectativas de llegar a La Moneda de la mano del empresario.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Nada agradable debe haber sido para Andrés Chadwick, coautor del polémico documento "Acuerdo de Vida en Común", junto al RN Andrés Allamand, tener que dar pie atrás para tranquilizar a sus propios diputados molestos tanto por la forma como se enteraron de la existencia del informe, como por el contenido del mismo. El problema cobra relevancia porque no es la primera vez que en la tienda de calle Suecia se ven sorprendidos a mansalva con una postura asumida por el comando presidencial, respecto a un tema valórico que no ha sido debatido internamente.

La reacción de un grupo de parlamentarios gremialistas en relación a la distribución en consultorios públicos de la "píldora del día después", primero, y ahora la idea de regular las uniones civiles entre personas del mismo sexo demuestra que estas materias siguen siendo el punto débil de Sebastián Piñera en su alianza con la UDI.

Por desgracia para el primo hermano del empresario, el documento publicado por La Tercera provocó más debate al interior de su propio partido que fuera de él. Se encendieron rápidamente las alarmas y el adalid de la UDI en materias valóricas, José Antonio Kast, recurrió nuevamente a la ya antigua pero efectiva estrategia de amenazar con no hacer más campaña por el abanderado de la derecha si se insiste en asumir posiciones que un amplio sector de la colectividad rechaza abiertamente. Al punto que para Gonzalo Arenas llegó el momento de analizar en el seno de la Comisión Política de la tienda "cómo se van a tomar las decisiones al interior del comando cuando se trate de temas sensibles para la UDI. Acaso se van a respetar nuestras posturas. Cómo vamos a convivir en ese aspecto".

Autogol

Si bien el análisis generalizado en la UDI es que a los senadores "se les pasó la mano", la mayoría prefiere bajarle el perfil al tema y arreglar las cosas en silencio. Arenas, en cambio, plantea derechamente que "Allamand y Chadwick se trataron de dar un gustito: mostrarse abiertos para atraer a ese pequeño porcentaje de votos que nos faltan para ganar. Pero eso fue bastante irresponsable. Este fue un autogol que ellos le hicieron a la candidatura de Sebastián Piñera". La postura de este diputado, que se está ganando el mote de díscolo por algunas de sus intervenciones públicas, es medianamente compartida en su partido. Aunque nadie se atreve a sostener que Chadwick haya querido darse un "gustito", sí creen que este tipo de choques públicos desestabiliza el orden que se ha logrado imponer en el sector y que a un mes de los comicios presidenciales lo mejor es evitar estas polémicas que "no suman ni un solo voto".

Y fue el propio Chadwick el encargado de apaciguar los ánimos al interior de la bancada de diputados. Primero reafirmó los dichos de Rodrigo Álvarez en cuanto a que el presidente de la Cámara nunca tuvo conocimiento del documento. Acto seguido, y en medio de un tenso ambiente, aclaró que el polémico "Acuerdo de Vida en Común" no es más que un "documento de trabajo". Según un diputado presente en el almuerzo de la bancada gremialista, el senador precisó que "no hay una decisión tomada acerca del tema" y que el escrito aún "está sujeto al análisis de los parlamentarios y del partido".

Mea culpa

Aunque tras la aclaración de Chadwick el ambiente se relajó, de todos modos se le hizo ver la molestia generada por la forma como el asunto llegó a oídos de parlamentarios y dirigentes de la UDI, ya que según sostienen "lo filtraron a la prensa sin que nadie en los partidos conociera su existencia y menos su contenido". En este contexto, un parlamentario sostiene que Chadwick insistió en que la "propuesta no está afinada y que incluso él mismo tiene reparos sobre algunos aspectos, como el hecho de si será necesario crear una nueva institución, equiparable a la del matrimonio, o si sólo habría que reformar la actual ley". Acto seguido, según la misma fuente, el primo de Piñera habría reconocido ante los diputados que "había sido un error filtrarlo a la prensa", dado que no constituye la postura oficial de la Alianza ni del comando. Postura que se contradice con la defensa que el propio Piñera hizo del documento.

En la misma línea, Chadwick aseguró públicamente que "hemos planteado una propuesta para regular las convivencias en general y queda mucho tiempo para recibir opiniones y trabajar sobre ellas. (...). Aquí no hay intención de establecer un matrimonio encubierto ni nada parecido, sólo se trata de regular lo que ya existe". Pero insistió en que "las campañas presidenciales son los momentos en los cuales se deben debatir los temas socialmente importantes".

En todo caso, si en junio pasado, cuando estalló la disputa interna a raíz de la postura del comando piñerista en relación a la distribución de la "píldora del día después", fue el timonel del partido, Juan Antonio Coloma, quien debió enfrentar y dar explicaciones a la bancada, esta vez fue Chadwick el que debió hacer lo propio. Coloma no se presentó en la cita de los diputados de ayer martes.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV