miércoles, 20 de enero de 2021 Actualizado a las 00:41

Abanderado de RN logra poner a Golborne en su cancha

Allamand se lleva el primer round en la contienda de la derecha

por 29 noviembre, 2012

Allamand se lleva el primer round en la contienda de la derecha
Con un discurso bien político, dicen en su comando, ha logrado penetrar a la elite de su sector en el poco tiempo que los candidatos llevan en competencia abierta. Su apuesta es que se están disputando el voto duro de la Alianza y que “Piñera hizo que nunca más un empresario pueda ser Presidente de la República”, por lo que han remarcado con fuerza el perfil empresarial del ex ejecutivo de Cencosud.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Mientras el Presidente Sebastián Piñera llama al orden a los aspirantes oficialistas a La Moneda, cada vez que puede, consiente que es altamente probable que la disputa entre Andrés Allamand y Laurence Golborne desemboque en una pugna con poco grado de control desde La Moneda, los adversarios hacen caso omiso y despliegan sus estrategias, apostando a convencer a la derecha dura que, mal que mal, será la que dirima la contienda, en la primaria de junio. En esta etapa de la campaña, el ex senador ha exhibido todo el peso de su experiencia política, misma de la que carece el ex ejecutivo, lo que pese a sus esfuerzos también ha quedado en evidencia. En el entorno del abanderado de RN sacan cuentas alegres, porque tienen la convicción de que ganó el primer round, posicionando su imagen “seria y coherente” entre la elite del sector. Y si antes de dejar el gabinete el fantasma de las encuestas inquietaba al equipo del ex ministro de Defensa, su desprestigio las dejó en el pasado.

Allamand fue el que rayó la cancha en la primera escaramuza en que se vieron las caras con Golborne. El diseño está claro y así lo refleja un cercano al abanderado de Renovación, cuando sostiene sin espacio a dudas que “Piñera hizo que nunca más un empresario pueda ser Presidente de la República”. Así, lo que significó una ventaja para el actual mandatario en las pasadas elecciones presidenciales, desde el comando de Allamand se encargarán que constituya una pesada carga para el ex ejecutivo de Cencosud.

Tras exponer en el simposio del sector, este último trató de imponer la idea de que son solamente “matices” los que lo diferencian del ex timonel de RN. Pero Allamand se negó a dejar pasar esa vaguedad, aclarando que “yo tengo una trayectoria vinculada a los asuntos públicos y el candidato de la UDI tiene una trayectoria vinculada a las empresas, a las casas comerciales, a las industrias de consumo masivo…”. Así fijó públicamente la línea central de su candidatura.  La misma que más tarde refrendó su vocera, Catalina Parot, quien en entrevista con CNN, advirtió que “nosotros no creemos que el Estado sea un gran supermercado en donde se transan bienes y servicios, ni que la gente pueda ser vista desde esa perspectiva, y que las políticas sean elaboradas desde esa perspectiva”.

Fortalezas y debilidades

En el equipo de Allamand confiesan que hace dos meses estaban asustados. No los amedrentaban únicamente las encuestas, sino también algunas “incógnitas” que se dilucidarían cuando los aspirantes saltaren a terreno: cómo se iba a posicionar en los medios; cómo se iba a reencantar al “grupo movilizador” de las primarias; cómo iban a ser el equipo asesor que lo iba a acompañar; y, cómo iba a responder el propio Allamand en el contacto con la gente en terreno. Las cosas “se fueron dando. El candidato tuvo la claridad de sus convicciones y un soporte político que lo avaló. Mientras que Golborne ha debido disociarse de sus convicciones, lo que le produjo un golpe muy duro”, explica la misma fuente que habla orgullosa de los logros de la candidatura hasta hoy. Asegura que “nadie imaginó que se iba a armar tan rápido el equipo e iba a emerger una mística tan fuerte como la que se ha generado en torno a Andrés y su candidatura”, con lo que se clarificó otra incógnita. A la semana de dejar el gabinete, Allamand estaba copando los medios de comunicación. A los más importantes llegó antes que Golborne y éste tuvo que ir detrás reaccionando a la agenda colocada por el candidato de RN, lo que también se festeja en el comando.

En tres semanas se armó el equipo de asesorías en el que destaca la figura del UDI Gonzalo Cordero*. Pero la vocería también fue un acierto: “Cara amable con discurso duro”, se comenta. Si, en primera instancia, alguien en el equipo de Golborne se engañó con la dulce sonrisa de la “Cata” Parot, ya habrá notado que si bien la vocera tiene “un rostro amable”, no tiene complejo en hacer el trabajo sucio y salir a responder duramente, por ejemplo, al jefe programático del ex ejecutivo de Cencosud, José Ramón Valente.

Luego, en tres semanas, se armó el equipo de asesorías en el que destaca la figura del UDI Gonzalo Cordero. Pero la vocería también fue un acierto: “Cara amable con discurso duro”, se comenta. Si, en primera instancia, alguien en el equipo de Golborne se engañó con la dulce sonrisa de la “Cata” Parot, ya habrá notado que si bien la vocera tiene “un rostro amable”, no tiene complejo en hacer el trabajo sucio y salir a responder duramente, por ejemplo, al jefe programático del ex ejecutivo de Cencosud, José Ramón Valente. Y el último logro del equipo de Allamand fue la buena acogida que tuvo en terreno. Un cercano comenta que “Andrés ha respondido súper bien en la calle y las debilidades que podrían haber haberlo afectado se ha ido transformando en fortalezas”. Con ello se alude a que había quienes temían que el carácter y hasta “un cierto grado de timidez” le jugaran en contra. Pero se le aconsejó que “fuera honesto con la gente, que no tratara de mostrar una careta y así le ha ido re bien”.

En tanto, desde los equipos de Allamand evalúan que a la inversa, todo lo que en Golborne parecían fortalezas y amenazas para el representante de RN, se transformaron en debilidades propias. La apuesta es que dada la carencia de experiencia política del aspirante UDI, develada según sus adversarios al armar sus equipos —se dice que “todo Cencosud se fue a trabajar en la campaña de Golborne”—, vaya minando no solamente su energía, sino también su más entrañable fortaleza: la empatía que logró con la gente a partir del rescate de los 33 mineros de la Mina San José. En la misma línea, un analista del entorno del ex ministro de Defensa, explica que “el gran plus de Golborne era su capacidad de gestión. La demostró en Cencosud, primero, y después en los ministerios de Minería y Obras Públicas, pero eso no sirve de mucho en campaña, donde es necesario plantearte sobre los temas de sociedad”.

Por el voto UDI

Por eso es bueno para Allamand que esta carrera interna sea de largo aliento, dicen en su comando. Porque nadie en su entorno cree que Golborne “pueda resistirla con su escasa experiencia política”. La lectura que se hace es que el hecho de ser candidato lo obliga a referirse a temas sociales como AVP, aborto, HidroAysén y muchos otros, pero su sociedad con la UDI y sus propias convicciones en algunas materias, lo han hecho a lo menos vadear en algunos temas.

También está el hecho de que se admite que “hoy día tienes que jugar con el voto más duro” y que incluso Allamand está apostando a restarle votos UDI a Golborne. Ello, pues aunque no se explicita, en el gremialismo hay quienes siguen estimando que el ex ejecutivo no representa el ADN de la tienda fundada por Jaime Guzmán. Se ha llegado a decir que el abanderado de la colectividad encabezada por Patricio Melero es lo mismo que en su minuto representó Joaquín Lavín, “pero sin consistencia”. Algo a lo que también le quieren sacar partido en el entorno del ex titular de Defensa. En su incipiente comando se plantea que antes “la Concertación aprendió a demostrar que da gobernabilidad, porque eso es importante; por su parte, la derecha veía la política con desprecio, como algo irrelevante que se podía reemplazar con gestión, pero ha aprendido con dolor que la política es importante y no son sólo cifras y datos duros. Más aún con el escenario del voto voluntario, porque el sector más afectado con su implementación fue la centro derecha”.

La tesis del “piñerazo”

Efectivamente, en esta etapa de primarias, dice un cercano al candidato de RN, se están disputando el mismo voto de derecha, el que “es informado, que tiene un fuerte compromiso para ir a votar, más politizado” y existe conciencia que es en la UDI donde aloja principalmente ese perfil. Pero también enfatizan en que “hay gente que se siente cercana afectivamente a Allamand, como Lucía Santa Cruz, que han socializado en los medios su postura respecto de la candidatura de Andrés: ellos llegan a una elite que es la que, finalmente, va a votar en las primarias y a decidir cuál es el candidato que mejor lo representa”. La “duplicidad entre experiencia e inexperiencia y entre políticos y empresarios es lo que la campaña de Allamand está queriendo cristalizar en la mente del electorado que va a votar en la primaria. Y le está resultando”, explica un cientista político de RN. Eso, porque los que en la base UDI —no los parlamentarios— no estarían conformes con la candidatura de Golborne, y culparían a la mesa de Melero de haber entregado el apoyo sin ninguna garantía de que, llegado el momento, responderá como Presidente UDI.

Además, en el entorno de Allamand sostienen que en nada ha beneficiado a Golborne el respaldo de la UDI, que lo ha obligado a “dejar su aire liberal” y menos, dice un dirigente RN le han servido frases como la de secretario general del gremialismo, José Antonio Kast, quien en entrevista con El Mercurio aseguró que “Golborne no es más liberal que Sebastián Piñera o Andrés Allamand”.

En este escenario, en RN entienden que dar la batalla por las primarias en la derecha fue “un gran acierto”, porque existe cada vez más la convicción de que pueden ganarlas. Mientras que en la UDI ya se han levantado voces que plantean “por qué no seguir hasta el final, como lo hicieron Piñera y Lavín el 2005”. Lo que desde RN es leído como una duda sobre la posibilidad de que Golborne pueda ganar estas primarias. La tesis que ronda en algunos es que podría producirse un “piñerazo” al interior de la propia UDI, si el ex ministro no logra despegar. Con ello aluden al Consejo General de RN, convocado para ratificar el apoyo a Lavín en 2005, y en el que el actual jefe de Estado levantó su propia candidatura, con la que llegó hasta el final.

*N. de la R.: Esta información emana del comando de Allamand. En el entorno de Gonzalo Cordero, sin embargo,  se precisa que si bien este asesoró al ex ministro de Defensa, actualmente no trabaja con él.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Espiral de violencia

Envíada por Valentina Terra Polanco, Observatorio Niñez y Adolescencia | 16 enero, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV