sábado, 28 de mayo de 2022 Actualizado a las 16:34

Giorgio Jackson sale al camino del establishment

“Escalona y compañía cometen un error muy grande al tratar de izquierdizar la asamblea constituyente”

por 20 marzo, 2013

“Escalona y compañía cometen un error muy grande al tratar de izquierdizar la asamblea constituyente”
El precandidato a diputado por Santiago está en el proceso de instalación de su campaña. Pidió un crédito pequeño, el cual antes le rechazaron cinco bancos, sólo para no recibir presiones. Dice que voces como la del presidente del Senado son las que más los alejan de establecer conversaciones “porque se ridiculizan demandas que existen” . Además asegura que si las reglas del juego de la democracia y la Constitución no son temas que ponga Bachelet, “entonces no es el tipo de gobierno que Revolución Democrática está esperando”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Está terminando su memoria y debería defenderla a fines de abril. Es el último paso para convertirse en ingeniero civil industrial con mención en tecnologías de la información, una carrera que le ha costado más sudor que el habitual porque entremedio lo pilló la explosión ciudadana de 2011 y la precandidatura a diputado que comenzó su instalación en febrero.

Desde que anunció su candidatura, en diciembre, que la propuesta fue ir a primarias abiertas. En Revolución Democrática siguen con la misma fórmula que propusieron al comienzo. En ese contexto cree que la ley de primarias es compleja para los independientes, porque depende bastante de las cúpulas, pero la ley como estaba hasta antes de “lo que se va a votar hoy (martes) no era tan perjudicial. Lo que pasa ahora es que se trata de limitar el alcance de las primarias para que los partidos puedan decir que las zonas donde está el incumbente, el partido tiene la opción de mantener ese cupo y el otro cupo nomás va primarias, y eso sería un retroceso gigante. No sé si estamos en condiciones para ir a una primaria como esa”.

-Pero ahora vas… ¿Qué podrías sumar al Parlamento?

-Seremos bien agresivos en la agenda de las llamadas buenas prácticas, que tiene que ver con la vinculación constante con el distrito; no despegarnos después que nos hayan elegido. Nosotros no creemos en la democracia representativa solamente sino en la democracia participativa; por eso seremos muy activos en eso; en la transparencia, queremos que un diputado esté dispuesto a dar cuentas públicas, de todo ámbito, de las votaciones, de qué hizo con las platas para ejercer las funciones, cómo van las legislaciones, las opiniones públicas, todo. Así que va a ser un switch que hay que cambiar para impulsar estas buenas prácticas.

El Parlamento se debe a los ciudadanos de sus distritos, representar a los ciudadanos, velar por legislaciones nacionales y ser fiscalizadores del gobierno, entonces de antemano un candidato al Parlamento no puede renunciar a la función fiscalizadora del Poder Ejecutivo diciendo que se va a someter a todo lo que haga el Ejecutivo.

-Donde es importante la transparencia, como decir quién financia las campañas.

-Claro, estoy de acuerdo ciento por ciento con eso. Se debería transparentar absolutamente todo. También durante la campaña misma.

-¿Quién financia tu campaña?

-Tomé la decisión  de no recibir aportes de personas jurídicas, solamente de personas naturales.

-¿Pero ahora quién ha financiado lo que has hecho, el proceso de instalación?

-Yo. Pedí un crédito de consumo, pero poquito, si mi cupo es enano.

-¿De cuánto?

- Me da hasta vergüenza decirlo (jajaja).

-¿Cuánto?

-Menos de dos millones de pesos. ¡Y fui a seis bancos! Nadie me lo quería dar hasta que al fin se pudo…

-¿Qué banco te lo dio?

-El Chile. La idea es financiar las primeras cosas que hay que hacer con eso, pero nuestra idea es generar una plataforma de múltiples fondos, una política de que muchas personas puedan aportar montos chicos. Estamos pensando en profesionales o trabajadores jóvenes sin mucha carga que puedan poner 50 mil pesos o de repente todos los aportes que se puedan, desde mil pesos, van a servir. Pero una campaña por Santiago, de esta envergadura necesita que los vecinos conozcan a los candidatos y la propuesta. La política es comunicar lo imprescindible, no gastar de más. También basarnos en voluntarios. Nuestra campaña va a estar 80 % basado en voluntarios y nada, puro trabajo en la calle. Si no da resultado, bueno, quiere decir que esta forma no resulta. Pero el objetivo es gastar un tercio de lo que han gastado otros candidatos incluso, pero es para que no haya conflicto de interés y ningún pez gordo después nos pida nada.

-Obviamente Bachelet va a echar mano a las caras jóvenes para revitalizar también su campaña. ¿En qué posición están ustedes con respecto a su candidatura ahora?

-Ella dio una señal y es bueno que se transparenten todas las candidaturas a pesar que todavía no es oficial. Ella dio un paso en salirse de la ONU y todos entendemos que viene a hacer el anuncio acá; yo creo que va a ser positivo que estén todos los candidatos ya en carrera. Que los ciudadanos puedan ver lo que plantean. Y muchos estamos bien ansiosos de poder comparar todos los programas, hacerles preguntas a los candidatos, preguntarles cuáles autocríticas hacen de distintos procesos, cuál es su visión sobre cómo está el país que muchos creen que es distinto al país que era hace cuatro años y como el próximo gobierno en verdad puede ser una oportunidad para el que salga electo para plantear un punto de inflexión en este modelo de crecimiento basado solamente en las reglas del mercado.



-¿Hay reformas que sean cruciales para tomar una decisión; por ejemplo, la asamblea constituyente?

-En Revolución Democrática sí apoyamos que las reglas del juego en Chile se cambien a un proceso participativo donde nosotros sabemos que la asamblea constituyente no es fumar opio, sino que es una alternativa que puede empujarse y se hace en muchos países del mundo. Ahí Escalona y compañía cometen un error muy grande al tratar de izquierdizar la asamblea constituyente, cuando es un mecanismo democrático y nosotros en nuestro congreso tomamos en cuenta de que sí es una alternativa válida para nosotros.

-Pero la voz de Escalona respecto a la asamblea constituyente es también la voz del poder en la Concertación.

-Y de los sectores más conservadores de la Concertación, y son las voces que más nos alejan de poder establecer conversaciones porque se ridiculizan demandas que existen.

-Lo que te pregunto, en el fondo, es si Michelle Bachelet no incluye la asamblea constituyente en su programa, ¿hay alguna posibilidad de que Revolución Democrática la apoye igual?

-Si las reglas del juego de la democracia, la Constitución política, de ahí hacia abajo… si esos temas no se ponen en discusión y sólo se cree que se trata de aumentar recursos acá o allá, yo creo que no es el tipo gobierno que Revolución Democrática está esperando. RD está esperando que nuestra democracia dé un giro absoluto en su manera de funcionamiento y eso implica revisar completa la Constitución. Nuestra postura a esa revisión es que debe iniciarse un proceso constituyente; no va a pasar de un día para otro, son procesos largos, pero hay que pensarlos en algún momento. Me parece que están las condiciones para poder empezar ese debate.

-¿Qué piensas del secretismo de Bachelet, que antes de ayer criticaba el ex senador Ricardo Núñez, por ejemplo?

-Obviamente es importante que quienes quieren ser candidatos presidenciales, sobre todo si lidera las encuestas de la forma en que las está liderando Bachelet, den a conocer públicamente sus comentarios, que sea transparente y que haya la mayor cantidad de debates para que la gente se informe de cuáles son los objetivos que se trazan al tener una candidatura, porque no es presentarse a presidente de curso. Se entiende el hecho de ser representante diplomático de la ONU, pero eso ya forma parte del pasado. Hoy hay que exigir un nuevo estándar de transparencia a todos los candidatos. La ex Presidenta debe estar disponible para responder preguntas difíciles.

-¿Te gusta el concepto de “un Parlamento para Bachelet”, que es la idea que ha postulado Víctor Barrueto, que quiere competir contigo por Santiago u otros influyentes personeros de la Concertación, como Osvaldo Andrade?

-Yo creo que como concepto vieron una sigla de marketing las personas que están acá en Santiago, pero no creo que sea algo correcto de decir. De partida, el Parlamento es para los chilenos; es un poder independiente del Ejecutivo; es un poder que tiene que cumplir una labor fiscalizadora del gobierno, por lo tanto, yo tengo dos reparos con respecto a esa decisión. Uno es que el Parlamento tiene que concitar mayorías que deben estar más allá de quienes voten por Bachelet y yo creo que ahí debe haber un énfasis más fuerte. Segundo, el Parlamento se debe a los ciudadanos de sus distritos, representar a los ciudadanos, velar por legislaciones nacionales y ser fiscalizadores del gobierno, entonces de antemano un candidato al Parlamento no puede renunciar a la función fiscalizadora del Poder Ejecutivo diciendo que se va a someter a todo lo que haga el Ejecutivo.

-¿Ese discurso es justamente parte de la política que la gente ya no quiere?

-O sea, yo creo que quienes se tratan de arrogar la vocería de la ex Presidenta Bachelet cometen un error gravísimo al poner esa frase, porque al final lo único que demuestra es patronaje, tratar de ser más sectarios, en vez de buscar mayoría parlamentaria en sectores que no están dentro de sus apoyos más cercanos. Entones es un error no solamente político desde el punto de vista de las funciones que tiene que cumplir un parlamentario, sino que también comunicacional y estratégico porque cierra el círculo en vez de abrirlo a más sectores.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV