domingo, 9 de agosto de 2020 Actualizado a las 18:38

Francisco Murillo dice que la gestión de las inversiones es un tema “muy técnico”

CEO de AFP Sura en contra de democratizar la industria: “Es un riesgo incorporar afiliados a la administración de los fondos”

por 13 agosto, 2016

CEO de AFP Sura en contra de democratizar la industria: “Es  un riesgo incorporar afiliados a la administración de los fondos”
“Entendemos este malestar que se genera cuando el fondo pierde y la AFP gana (…) Quizás haya que buscar un mayor alineamiento entre lo que le pasa al fondo y la administradora, más allá del encaje. Pero de nuevo hay que tener cuidado con los incentivos, pues puede ocurrir la migración a carteras más conservadoras, pero que no acceden a las altas rentabilidades que puede obtener una cartera de renta variable”, señala el ejecutivo del grupo colombiano controlador de la AFP Capital.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El CEO de Sura en Chile, Francisco Murillo, considera positivo el anuncio hecho por el gobierno durante la semana para abordar el tema previsional, pero advierte que la idea de sumar a afiliados a la gestión de los fondos y participar en definiciones como las políticas de inversión “es un riesgo”, debido a que es una materia “muy técnica”.

El ejecutivo que representa al grupo colombiano controlador de AFP Capital considera positivo que se aborde el tema de las pensiones, luego de la polémica abierta por las bajas pensiones que se están entregando.

Murillo en entrevista con La Tercera explica que el Ejecutivo al convocar a todos los sectores a debatir sobre la materia se puede llegar a una gran reforma al sistema previsional, indicando que “hemos planteado desde hace mucho tiempo que, cuando uno piensa en lo que ha faltado para tener mejores pensiones, está el tener más ahorro y la solidaridad. El marco que se señala tiene que ver con esos aspectos (…) Definitivamente, solidaridad, pues hay gente que no ha tenido posibilidades de contribuir. Entonces, un Pilar Solidario tiene que estar. Pero luego, cuando se hace un diagnóstico y se mira el que hizo la Comisión Bravo, hay un tema de déficit de ahorro (…) Se habla de cinco puntos porcentuales adicionales en la cotización, en un proceso paulatino, lo que es muy positivo, porque se minimiza el impacto en el mercado laboral. Se dice también que se discutirá el destino de esos cinco puntos”.

Sobre la propuesta de la Presidenta Michelle Bachelet de sumar afiliados a la gestión de los fondos, Murillo difiere de la postura de la mandataria e indica que “creo que es un riesgo. La gestión de las inversiones es un tema muy técnico, desde todo punto de vista. Muchas de las personas que trabajan en los equipos de inversión tienen certificaciones internacionales, han estudiado mucho, hablan inglés. Es complejo incorporar la participación desde afuera. Además, creo que se mezclan algunas cosas. Es muy distinto considerar que participen en la elección de directores a incorporarse a un comité de inversiones”.

Respecto a los distintos puntos de vista que existen por el alza, debido a que algunos advierten que este se traspasa al trabajador, el ejecutivo señala que dependiendo de cómo se encuentre el mercado laboral puede que “el empleador postergue alzas de sueldo y, por lo tanto, al final lo termine pagando en parte el trabajador (…) Pero como se hace en 10 años, probablemente nos vamos a encontrar con todos los ciclos, buenos y malos. Habrá momentos en los que la ocupación esté muy fuerte y otros en los que estará débil, lo más probable en que algún minuto se siga subiendo el sueldo, independiente de que aumente la cotización. Y al revés. Se va a generar un pago compartido”.

Además, Murillo comparte algunas apreciaciones de detractores de lo planteado por el gobierno en el sentido que se trataría de un impuesto al trabajo y señala que al poner una cotización que va a la cuenta individual se puede considerar un ahorro para el trabajador, pero si “esos 5 puntos (porcentuales) van a financiar un pilar solidario -es decir, no hay relación entre lo que se aporta y lo que se puede recibir en el futuro-, suena más como un impuesto. Depende del destino de la plata. Está la posición intermedia, la del subsidio intrageneracional del que se habla, pues de lo que se está aportando algo recibirá en adelante”.

En cuanto a lo planteado por las AFP de subir la edad de jubilación, el CEO de Sura menciona que es necesario un ajuste en tal sentido, ya que “las expectativas de vida, desde 1981 hasta ahora, han subido cerca de 7 años, en hombres y mujeres (…) Se entiende que es un tema sensible, pero creemos que se debe abordar, con la misma fórmula de la transición. La pensión de la mujer sube entre 7% y 10% por cada año que se posterga la edad de jubilación. Si el retiro de ellas se iguala con el de los hombres (de 60 a 65 años), estaríamos hablando de 45% o 50% de mejora”.

Y agrega compartir lo dicho por la jefa de Estado en orden a establecer formas de compensación a las mujeres de subirse la edad de jubilación, puesto que “hay gran diferencia entre las pensiones promedio de mujeres y de hombres; con muestras que hemos visto, pueden ser entre 35% y 40% más bajas. Entonces, sí, hay un tema. Hay que buscar alguna compensación”.

“No hemos estudiado ideas, pero como se ha planteado la homologación de tablas de mortalidad, sería bueno que los expertos pongan sobre la mesa otras posibilidades que quizás podrían ser más efectivas que la unificación de tablas”, sostiene.

El ejecutivo de Sura también menciona que colocar adjetivos a las comisiones de intermediación internacional o “comisiones ocultas” como lo denominó la mandataria no es bueno, agregando que estas se encuentran en las cartolas.

“Sí, están, en el sentido de que están restadas de la rentabilidad neta. Hay que mirar cómo opera el sistema. Hoy se muestra (en la cartola) el saldo, la ganancia o pérdida, los costos que cobra la AFP. Si mañana dicen “quiero que muestre los costos que está pagando por la administración de los fondos en el exterior”, yo voy a decir “perfecto, entonces tendré que mostrar una ganancia mayor y una deducción que tiene que ver con el costo de la administración de afuera”. Hoy ya está hecha en el fondo y no la recibe la AFP, sino un administrador externo. Podría ser más claro decir cuánto es la comisión de intermediación internacional que cobran los distintos multifondos”, argumenta.

Murillo también defiende que tales comisiones se paguen de los fondos de pensiones, puesto que “ahí es donde se está generando el alineamiento de incentivos. Los beneficios de la inversión internacional han sido muy claros; entonces, si decimos que el costo de inversión internacional lo pague el administrador (la AFP), quizás pueda generar un incentivo para que tenga más activos locales que extranjeros, porque es más barato. Eso sería muy perjudicial para la rentabilidad de los fondos. El índice global de acciones, en pesos, ha rentado 104,8% en seis años. El Ipsa (selectivo de las acciones nacionales más transadas) ha rentado -5,6%. El incentivo ha estado muy bien puesto en que la AFP elija la mejor inversión desde el punto de vista de la inversión neta de costos y de riesgos. Es un tema a mirar con mucho cuidado”.

Finalmente explica que la propuesta de que las AFP devuelvan las comisiones cuando los fondos registran pérdidas tendría un impacto marginal en las pensiones, afirmando que “entendemos este malestar que se genera cuando el fondo pierde y la AFP gana (…) Quizás haya que buscar un mayor alineamiento entre lo que le pasa al fondo y la administradora, más allá del encaje. Pero de nuevo hay que tener cuidado con los incentivos, pues puede ocurrir la migración a carteras más conservadoras, pero que no acceden a las altas rentabilidades que puede obtener una cartera de renta variable”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV