martes, 28 de junio de 2022 Actualizado a las 08:30

Esto ante la definición presidencial del PS, que se tomará este domingo

Ernesto Águila: “La DC no está dispuesta a perder con Guillier, pero sí está dispuesta a perder con Lagos”

por 8 abril, 2017

Ernesto Águila: “La DC no está dispuesta a perder con Guillier, pero sí está dispuesta a perder con Lagos”
El analista y militante socialista sostiene que si el PS apoya a Guillier en una eventual primaria de la Nueva Mayoría, “significaría un desperfilamiento de la DC, porque ellos sienten una cercanía mayor con el ex Presidente y están disponibles a perder frente a él. El escenario pos domingo puede ser bastante factible que termine en una no primaria e ir a una primera vuelta, donde concurran dos o tres candidatos de la Nueva Mayoría”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

-Da la sensación de que es Ricardo Lagos la persona que está operando para mantener a la Nueva Mayoría cohesionada, porque si el domingo el Partido Socialista proclama a Guillier y la DC fuera a primera vuelta, podría significar el fin de la Nueva Mayoría. ¿Usted ve esto como un escenario probable?

-Yo creo que el PS está convocado a tomar unas de las decisiones más trascendentes que ha tenido que adoptar desde el retorno de la democracia, porque aquí está en juego no solo la opción de uno u otro candidato, sino también la identidad del proyecto de izquierda o de una parte de la izquierda en Chile, y también la relación con el centro político. Cuando se esgrime que si el PS no apoya a Lagos esto va a significar el fin de la Nueva Mayoría, yo creo que en eso hay una presión para hacer más difícil la decisión de quienes quieren votar por Guillier, pero también hay algo de cierto porque la DC lo ha notificado así, y eso yo creo que hace rato que la DC está meditando: si el escenario que más le conviene es competir en una primaria o en una primera vuelta. Es una decisión de alta envergadura y va a tener repercusiones en lo que es el futuro de la centro izquierda. De todas formas, el problema del PS es que cometió un error muy grave que fue no construir un espacio institucional en el cual las distintas opciones que existían dentro del partido socialista pudieran tener un cauce que fuera institucional y que fuera democrático; lo que quiero decir es que aquí en lo que falló la directiva anterior fue en no generar un espacio democrático vinculante entre Atria, Insulza, Lagos y Guillier, y lo que vemos hoy es que el domingo se puede profundizar esa fractura si gana Guillier o Lagos la nominación… Quedarán muchos heridos en el camino lo que hace que, finalmente, la decisión que se adopte vaya a ser muy poco vinculante para los socialistas

-Pero y esa fractura a la que hace mención, ¿sería más profunda, mas grave, si el PS proclama a Guillier o a Lagos?

-En ambos casos la fractura se produce porque, en el caso de proclamarse a Guillier, que es lo más probable en término de los votos que existen en el nuevo comité central, probablemente eso significa el fin de la candidatura de Lagos; es muy difícil pensar que Lagos vaya a una primaria habiendo sido rechazado por el PS y evidentemente que los sectores laguistas van a quedar muy resentidos y disconformes después de la decisión del PS. En el caso de Lagos, es bastante terminal que no se vote a su favor, pero también a su vez, si el PS decide apoyarlo, yo creo que se desafecta de un sector importante de la base del PS, pero también de su potencial electorado, que para bien o para mal, ha visto en Lagos una regresión conservadora, una visión más bien que significa volver a una manera de hacer las cosas que la ciudadanía no siente cercana; entonces yo creo que por eso la decisión del domingo es una decisión que no tiene una buena salida, si proclama a lagos, se produce una desafección fuerte hacia la izquierda del PS; y si se proclama a Guillier, un sector que tiene una cierta densidad política intelectual como es el laguismo, no lo veo sumándose a una alternativa del tipo Alejandro Guillier.

El PS no va a tener un candidato único en las primarias: ya con la manera inadecuada en que se resolvió este tema hace que los distintos sectores se posiciones como más autónomamente, o sea, hay poca institucionalidad para hacer vinculante hoy una decisión.

-¿Por qué Goic da a entender que si proclaman a Guiller van a primera vuelta? ¿Prefiere que proclamen a Lagos porque tiene mas chance de ganar?

-Yo creo que si esta opinión, advertencia, explícita, que ha hecho la DC, de que si no proclama a Lagos no habrá primarias, obedece a que la DC dentro de sus consensos actuales no está dispuesta a aceptar una derrota frente a un candidato como Guillier, porque lo ven como un candidato que podría ser, potencialmente, mucho más de continuidad, con una línea de reformas como las de Bachelet, eso yo creo que no los convencen para entrar en un proceso de primarias: ellos no están dispuestos a perder con Guillier, pero si están dispuestos a perder con Lagos y ganarle a Lagos. Apoyar a Guillier significaría un desperfilamiento de la DC, ellos sienten una cercanía mayor con el ex Presidente y están disponibles a perder frente a él. El escenario pos domingo puede ser bastante factible que termine en una no primaria e ir a una primera vuelta, que concurran dos o tres de la Nueva Mayoría a la primera vuelta.

A mí en lo personal no me parece tan grave que se empezara a usar la primera vuelta como un espacio de diferenciación y la segunda vuelta como un espacio de acuerdos políticos, pero en Chile no existe esa cultura; pero las cosas comienzan a ocurrir cuando comienzan a ocurrir, así que si se desdramatiza la primera vuelta y se pone el acento en la construcción de las identidades programáticas y luego se negocian los programas en el marco de segunda vuelta, eso sería interesante.

-¿Está de acuerdo que Elizalde está operando para la candidatura de Guillier?

-Lo que ha dicho el próximo presidente del PS es que él va a dar condiciones de competencias a todos y que él será garante en la decisión, pero lo que si es cierto que las fuerzas que lo apoyaron a él están trabajando activamente por la candidatura de Guillier y eso explica que él tenga la mayoría dentro del comité central para ser elegido el próximo domingo como candidato del PS.



-Con todo lo que ha pasado esta última semana, pareciera que podría primar más el pragmatismo (en el PS) que el proyecto socialista de cara al país. ¿Cómo lo ve usted?

-El PS está en un momento difícil de su historia en la cual está en juego su vigencia, entendida la vigencia como cumplir los objetivos para los cuales fue creado. Algo que demuestra la debilidad del PS es que este reemplazo de un proyecto político por una decisión que está más asociada a las encuestas; hoy, en realidad, el principal argumento en favor de un candidato como Guillier es que marca, pero si deja de marcar, no sé si considerarán que es un mejor candidato… El problema de la propuesta de Lagos es que no da cuenta de los cambios que ha vivido la sociedad chilena y el malestar que genera el modelo económico; a Atria, por otro lad, le decían que no marcaba, pero su precandidatura tuvo como objetivo abrir y potenciar un polo anti neoliberal dentro del PS y dentro de la Nueva Mayoría, poner un dique de contención de que la Nueva Mayoría no volviera a derivar en la Concertación, en ese sentido, fue un aporte esa precampaña, porque lo que está en debate es cuál es la ubicación del PS, si es en base a defender un programa, una identidad, o más bien en una línea de parche, de administración de un modelo con una mayor sensibilidad social, pero sin ir a trasnformaciones de índole estructural…

-Por lo que me ha dicho, cree que el laguismo tiene menos peso que el guillerismo en el PS…

-El laguismo tiene más masa crítica que el guillierismo, más intelectual, pero el problema del laguismo es que no ha leído suficientemente bien las transformaciones que ha vivido la sociedad chilena, en definitiva, es un proyecto con más densidad política pero que tiene el problema de que no ha leído la profundidad de la crisis de representación política y, por lo tanto, no concita la adhesión que permitiría que fuera un proyecto viable. Otro problema del laguismo es que no ofrece una solución viable a la construcción de un proyecto de mayoría política y social en Chile; esa es su gran dificultad, no su consistencia interna, sino su capacidad de generar hoy una buena lectura de los problemas de la sociedad.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV