miércoles, 13 de noviembre de 2019 Actualizado a las 15:33

PAÍS

Dávalos desatado: “¿No les da vergüenza estar preocupados por lo que tiene que gastar Canal 13?”

por 17 agosto, 2018

Dávalos desatado: “¿No les da vergüenza estar preocupados por lo que tiene que gastar Canal 13?”
“Yo no estoy demandando al señor Luksic, yo estoy demandando a un canal que se dedica a denostar a la gente”, dijo el hijo de la ex Presidenta Michelle Bachelet, defendiendo los $3.360 millones que exige como indemnización por las “injurias” de Yerko Puchento.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Sin filtro, el hijo de la ex Presidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, defendió la querella por $3.360 millones que interpuso contra Canal 13 por las rutinas de Yerko Puchento, el personaje de “Vértigo” encarnado por Daniel Alcaíno.

Antes de ingresar al juzgado de Rancagua, donde se revisan sus medidas cautelares en el marco del caso Caval, Dávalos respondió los cuestionamientos por la millonaria cifra exigida al canal de Andrónico Luksic, señalando que “se quedan en eso y no en el fondo. ¿No les da un poco de vergüenza estar preocupados por lo que tiene que gastar Canal 13, en vez de preocuparse que lo que hace es atentar contra la vida de la gente?”.

Según el hijo de la ex Mandataria, se trata de la misma estación donde ha habido varios episodios donde se denostar a la gente, “no solo a mí, también a la señora Cecilia Pérez y el mismo canal que denostó un tiempo atrás a Jovino Novoa”.

“Yo no estoy demandando al señor Luksic, yo estoy demandando a un canal que se dedica a denostar a la gente”, insistió.

A través de Twitter, el dueño de Canal 13 se refirió a la demanda de Dávalos, y aseguró que “está en su derecho ir a Tribunales. El canal tendrá que defenderse y la justicia determinará”.
En su demanda por indemnización de perjuicios ingresada al 12° Juzgado Civil de Santiago, Dávalos argumenta que Alcaíno “se ha solazado injuriándome a lo largo de tres años, burlándose de mi situación judicial, de mi familia, de mi trabajo, incluso de mi apariencia física o mi modo de vestir. Expresiones como ‘el hijo del año’ o ‘el epidemia con aros’, ‘ladrón’, y otras de peor clase han sido proferidas por este sujeto en forma sistemática, sin que jamás se le haya hecho por parte de sus superiores jerárquicos una reprensión”.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV