viernes, 30 de octubre de 2020 Actualizado a las 12:37

PAÍS

La prueba de fuego de la PSU: hoy y mañana se rinde segundo intento con fuertes medidas de seguridad y amenazas de boicot

por 27 enero, 2020

La prueba de fuego de la PSU: hoy y mañana se rinde segundo intento con fuertes medidas de seguridad y amenazas de boicot

Crédito: Agencia UNO

“Las medidas de seguridad están tomadas”, garantizó a primera hora el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, en un punto de prensa a primera hora en La Moneda junto al subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas. El INDH se sumó al debate, y el director de la entidad Sergio Micco explicó a El Mostrador que “el Estado tiene el deber de velar y garantizar en su ejercicio. Y a quienes son críticos de la PSU, por considerarla un instrumento de segregación social, les decimos que no es momento de expresarlo”. El nuevo proceso no ha estado exento de problemas. En la madrugada hubo incidentes en el Colegio Arzobispo Crescente Errázuriz en Puente Alto, que dejaron dos detenidos, y hasta última hora los encargados del proceso estaban buscando examinadores para la aplicación de la prueba. Además, hay varios casos en los que los postulantes se encontraron con el escenario de tener que viajar hasta otra comuna, o incluso ciudad, para poder rendir el test, aunque el Mineduc sostuvo que se trata de casos “marginales” [EN DESARROLLO]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La PSU 2020 vive este lunes y martes una verdadera prueba de fuego con el proceso de rendición extraordinaria del test bajo estrictas medidas de seguridad y una nueva amenaza de boicot por parte de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES)

La rendición comienza a las 10 horas de este lunes, en 238 recintos de 38 ciudades del país, con la aplicación de la prueba de Matemáticas, mientras a las 16 horas es el turno de Lenguaje. Mañana martes 28 se rendirá solamente la Prueba de Ciencias, que se tomará a las 10 de la mañana.

En total, son 69.978 los estudiantes que deberán rendir la prueba de Lenguaje y Comunicación en esta oportunidad. Mientras, son 11.080 quienes rinden el examen de Matemática y 46.439 los que rinden el de Ciencias.

Fuerte dispositivo de seguridad

En una señal del cambio de estrategia de La Moneda en este tema, en comparación al primer proceso cuando dejó toda la responsabilidad en manos del Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre), el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli dio un punto de prensa en La Moneda junto al subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, para garantizar que “las medidas de seguridad están tomadas”.

Galli explicó que se "protocolizó junto con al Demre y Carabineros la forma en que se iba a proceder en cada una de las situaciones. Y eso incluye que también el proceder de Carabineros dentro de los recintos. Hay una labor permanente de Carabineros en la custodia perimetral, además en el control de ingreso a los recintos. Y en tercer lugar en la custodia de las pruebas que estén dentro de los recintos”.

La autoridad añadió que "Carabineros va a proceder en caso de un delito flagrante dentro de los recintos en que se estén rindiendo las pruebas, conforme a las facultades que tiene Carabineros, que es de contener el orden público y detener en caso de flagrancia ante la ocurrencia de un delito".

Si es que el desorden "es simplemente una manifestación", Galli señaló que “van a ser los examinadores del Demre quienes van a proceder a contener a esas personas, a contener al resto de los estudiantes para que puedan rendir sus pruebas".

Además, sostuvo que “en la eventualidad de que sea necesario suspender esa sala por el tiempo que sea necesario para retirar a ese alumno que está haciendo una manifestación, se va a suspender esa prueba y se les dará el más tiempo a esos alumnos para que puedan seguir rindiendo su prueba”.

Para evitar filtraciones, añadió que “lo que se hizo fue algo que no se ve, pero la custodia de las pruebas se realizó primero, desde su impresión, hasta su distribución en los locales. Una vez en ellos, los locales fueron, ya hace 48 horas, custodiados por Carabineros con dos anillos perimetrales de seguridad", indicó.

Llamado del INDH

En este contexto, desde el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) abogaron por un proceso en calma, a diferencia de lo ocurrido el 6 y 7 de enero pasado. “Lo que queremos señalar es que, con humildad, el Instituto pide a las y los jóvenes para que realicen con tranquilidad y éxito la PSU. La educación es un derecho que tiene que ser respetado por todas y todos, y el Estado tiene el deber de velar y garantizar en su ejercicio. Y a quienes son críticos de la PSU, por considerarla un instrumento de segregación social, les decimos que no es momento de expresarlo. Ya va a llegar el momento del debate constituyente. Y a los padres, madres y apoderados les decimos que sigan apoyando a sus hijos con afecto y mesura. Y que las funciones de orden público corresponden que las ejerza Carabineros de Chile. La educación es un derecho, y todas y todos tenemos el deber de respetar especialmente el día de hoy que se rinde la PSU”, dijo el director del INDH, Sergio Micco a El Mostrador.

El directivo añadió que “nuestra esperanza es que la presencia de Carabineros simplemente sirva para que se rinda con tranquilidad la PSU y que su presencia aumente la inquietud con respecto a darla con tranquilidad. Para nosotros lo central es que todos respeten el ejercicio de derecho de reunión, que no se dejen provocar y que los jóvenes que la van a dar la puedan ejercer con tranquilidad”.

Incidentes en Puente Alto

Hasta el cierre de esta nota solo se habían registrado incidentes durante la madrugada  en las afueras del Colegio Arzobispo Crescente Errázuriz  en Puente Alto, donde un centenar de jóvenes llegó  hasta el frontis del establecimiento para lanzar elementos contundentes al interior del recinto y encender dos barricadas. Carabineros intervinieron en la zona mediante el uso de carros lanza aguas y bombas lacrimógena y detuvo a dos de los maniestantes.

El nuevo proceso no ha estado exento de problemas. Ayer hasta la media noche los encargados del proceso estaban buscando examinadores para la aplicación de la prueba. Además, hubo varios casos en los que los postulantes se encontraron con el escenario de tener que viajar hasta otra comuna, o incluso ciudad, para poder rendir la PSU.

Desde el Demre precisaron que "debido a los protocolos de seguridad establecidos por el Ministerio del Interior, el Ministerio de Educación y el Consejo de Rectores, los locales de rendición, en esta ocasión, debían ser visados por Carabineros de Chile, de modo de garantizar condiciones adecuadas para su utilización”. Esta razón explica porque “algunos postulantes fueron asignados a locales distintos a los de su inscripción”, indicó la institución.

Según el subsecretario Vargas,  los casos con problemas para concurrir son "marginales" y que "no va haber ningún alumno que no pueda rendir de manera adecuada su PSU".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV