sábado, 26 de septiembre de 2020 Actualizado a las 17:12

PAÍS

Roberto Garretón, Premio Nacional de DD.HH: “Hay una deuda pendiente que nos muestra que la lucha por la justicia es una tarea permanente”

por 14 agosto, 2020

Roberto Garretón, Premio Nacional de DD.HH: “Hay una deuda pendiente que nos muestra que la lucha por la justicia es una tarea permanente”
En su alocución al recibir el premio conferido por el INDH, el abogado se refirió a su trayectoria en materia de defensa de los derechos humanos durante la dictadura, pero tampoco dejó fuera lo sucedido en el país a partir del estallido social de octubre o lo que ocurre con el pueblo mapuche. En este marco, dijo que “la lucha por la vigencia de los DDHH en todas sus dimensiones es tan necesaria ahora, como en otras épocas”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Como un reconocimiento que honra a “todos y todas quienes han dedicado sus vidas a su defensa y promoción” de los derechos humanos catalogó Roberto Garretón Merino en su discurso de agradecimiento como el Premio Nacional de Derechos Humanos 2020 que confiere el INDH.

El abogado de la Universidad de Chile, de 78 años, ha dedicado toda su vida a la defensa de los derechos humanos, comenzando su trabajo en el Comité de Cooperación para la Paz y, posteriormente, en la Vicaría de la Solidaridad.

En su alocución, Garretón se refirió a su trayectoria en materia de defensa de los derechos humanos, y a los avances en verdad, justicia y reparación de las violaciones de los DDHH bajo la dictadura, pero sin eludir los déficits.

En tal sentido, recordó que para el  11 de septiembre de 1973 “yo ejercía como abogado laboralista.  Pero ese evento tuvo tal impacto en mi vida personal y profesional que me hizo mirar el derecho con una perspectiva diferente, asumiendo como propia la visión de un filósofo español: “el derecho sirve para la vida, o no sirve para nada”.

Respecto a su recorrido, rindió un especial homenaje a todas y cada una de las personas con quienes compartió en la Vicaría de la Solidaridad, que definió como “una institución de luz y vida en medio de las tinieblas”.

A su juicio, “pese a todo lo logrado en materia de violación de los derechos humanos, hay una deuda pendiente que nos muestra que la lucha por la justicia es una tarea permanente. Y lo que ocurrió en octubre pasado en nuestro país lo refuerza”.

Así, en su discurso, Garretón tampoco dejó fuera lo sucedido en el país a partir del estallido social de octubre o lo que ocurre con el pueblo mapuche, señalando que “la lucha por la vigencia de los Derechos Humanos en todas sus dimensiones es tan necesaria ahora, como en otras épocas”.

“Todos los Informes de las organizaciones de derechos humanos durante el estallido, muestran una violación generalizada a través del uso de la violencia por parte de las fuerzas policiales, herramientas del Estado que tienen el encargo de hacer respetar estos derechos. Una completa investigación de los crímenes que se haya cometido y su correspondiente castigo, así como una profunda reestructuración de todas las instituciones que participan del orden público, son requisitos para mantener y profundizar nuestra democracia y para darle legitimidad a tales instituciones”, indicó.

El Premio Nacional de Derechos Humanos 2020 también apuntó a las razones tras el estallido, y “la necesidad de un orden económico-social que supere el sistema neoliberal impuesto por la dictadura cívico-militar y de un nuevo orden político que se exprese en una nueva y legítima Constitución”, la cual además debe asegurar un “Estado plurinacional y el reconocimiento de los pueblos originarios”.

En sus cuatro versiones anteriores -2011, 2014, 2016 y 2018- fueron galardonados, respectivamente, Viviana Díaz, María Soledad Cisternas, el sacerdote jesuita, José Aldunate y Fabiola Letelier.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV