viernes, 25 de septiembre de 2020 Actualizado a las 05:48

PAÍS

La Moneda finalmente se sincera y se juega por postergar en siete meses las elecciones de gobernadores regionales

por 4 septiembre, 2020

La Moneda finalmente se sincera y se juega por postergar en siete meses las elecciones de gobernadores regionales
Las elecciones de gobernadores regionales no han logrado generar consensos al interior de Chile Vamos ni menos en La Moneda, donde ven con malos ojos gobernar con autoridades regionales de otro color político. Por eso han instalado cada cierto tiempo la necesidad de aplazar los comicios, una idea que el Gobierno formalizó hoy, cuando en el marco de la Comisión Mixta que revisa el proyecto de ley para levantar las inhabilidades a los consejeros regionales (cores) ingresó un “marco de entendimiento” en donde plantea “trasladar la elección de gobernadores regionales, tanto primera como segunda vuelta, para efectuarse en conjunto con la elección presidencial definitiva del año 2021, es decir, el 21 de noviembre”. En la oposición reaccionaron con molestia: “basta de centralismo y de cálculos políticos pequeños”, dijo el presidente del PR, Carlos Maldonado, mientras el DC Fuad Chahin sostuvo que el partido “no respalda bajo ningún pretexto” la postergación. Pero la idea tampoco cayó bien en otros sectores. Para el exdiputado Rojo Edwards, dirigente del Partido Republicano de José Antonio Kast, se trata de un “nuevo arreglín”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Gobierno cedió a los llamados de sectores de Chile Vamos y decidió formalizar su intención de postergar las elecciones de  gobernadores regionales desde el 11 abril hasta el 21 de noviembre de 2021, para hacerlo coincidir con la elección presidencial, parlamentarias y de consejeros regionales.

El Ejecutivo formalizó su propuesta durante el trámite de la Comisión Mixta que revisa el proyecto de ley para levantar las inhabilidades a los consejeros regionales (cores) para que puedan ser candidatos a diputado o senador.

En dicha instancia, el Ejecutivo presentó un documento como marco de entendimiento que “establece en un articulado transitorio, la eliminación de las inhabilidades para los procesos electorales del año 2020 y 2021”, la que extiende además a otras autoridades como cargos designados, como ministros y subsecretarios.

Pero además el documento contempla un punto en donde plantea “trasladar la elección de gobernadores regionales, tanto primera como segunda vuelta, para efectuarse en conjunto con la elección presidencial definitiva del año 2021, es decir, el 21 de noviembre”.

Asimismo establece que para esta elección podrán ser candidatos los diputados, senadores, alcaldes, concejales, consejeros regionales, ministros, subsecretarios e intendentes. Todos ellos cesarán en sus cargos al momento en queden aceptadas las candidaturas por parte del Servicio Electoral. También establece que los consejeros regionales duraran 4 años en sus cargos, y asumirán junto al gobernador regional el 11 de marzo del año siguiente al de su elección.

Molestia opositora

De acuerdo a lo informado por Pauta, la propuesta del Gobierno no fue bien recibida por la oposición, y de hecho el senador Alejandro Guillier señaló que de continuar esta iniciativa llegaría al Tribunal Constitucional (TC).

La postura de Guillier refleja la postura mayoritaria de la oposición que rechaza la idea. “Lo que buscan es tener un mejor escenario donde puedan imponer sus candidatos”, había comentado ayer el senador DC Jorge Pizarro, para quien “se debe mantener la fecha acordada y el proceso se debe dar con todas las garantías de una elección”.

Sin embargo, el senador PPD Jaime Quintana y el diputado Pepe Auth (ind. exPPD) se mostraron favorables a la idea de aplazar los comicios si el Gobierno presenta la ley corta que fortalece las atribuciones de los gobernadores y la ley de rentas regionales, para darle poder y financiamiento a las autoridades. Sin embargo, en el documento ingresado hoy el Ejecutivo no hace mención de ningunos de esos puntos.

Hoy, una vez conocida la estrategia del Gobierno  en la oposición respondieron con molestia. “Basta, no hay que postergar la elección de Gobernadores Regionales. El 11 de abril próximo los habitantes de las regiones tienen el derecho por primera vez en la historia de elegir a su principal autoridad regional”,  dijo el exministro PPD Francisco Vidal.

Mientras, el timonel del Partido Radical Carlos Maldonado señaló que “como @PRadicalcl estamos contra el aplazamiento de la elección de Gobernador@s Regionales. El @GobiernodeChile no hizo la pega en 3 años y ahora quiere posponer este avance histórico para las regiones. Basta de centralismo y de cálculos políticos pequeños!”.

Por su parte, el presidente de la DC fue igual de enfático: “Fuerte y claro: El @PDC_Chile no respalda bajo ningún pretexto postergar elección democrática y directa de Gobernadores Regionales", escribió Fuad Chahin en Twitter.

Pero la idea tampoco cayó bien en otros sectores. Para el exdiputado Rojo Edwards, dirigente del Partido Republicano de José Antonio Kast, se trata de un “nuevo arreglín”. Esto, por tres razones: parlamentarios eliminan competencia de aquellos que pierden; Gobierno retiene poder de regiones y políticos se levantan inhabilidades para eternizarse en el poder.

Un anhelo de larga data

La elección de gobernadores regionales es un punto que no ha logrado generar consensos al interior de Chile Vamos ni menos en La Moneda, donde ven con malos ojos gobernar con autoridades regionales de otro color político.

Mientras en algunos sectores de Renovación Nacional y Evópoli han levantado la bandera de la descentralización y, por tanto, han respaldado que los comicios se lleven a cabo sí o sí el 2020, como está originalmente planificado, en la UDI ha habido diversos intentos –hasta legislativos– para tratar de aplazar dicha elección.  Y cada cierto tiempo desde la Subdere -primero con Felipe Salaberry y luego con Claudio Alvarado- reflotaban la idea pero sin llegar a formalizarla explícitamente como lo hizo el Gobierno hoy.

Justamente la última arremetida de Chile Vamos para instalar el tema de la postergación de los comicios corrió por cuenta de Claudio Alvarado, hoy senador UDI, quien planteó al aplazamiento “el bien de las regiones” argumentando que elegir a los gobernadores en abril “es tener prácticamente gobernadores de papel”.

Pero también en RN hay partidarios de esta idea, como el nuevo diputado Tomás Fuentes, quien en una entrevista con El Mostrador también se mostró favorable a la postergación, apuntando a la falta de facultades y recursos de estos nuevos cargos. “Es una descentralización tan engañosa que prefiero ser impopular y darnos más tiempo algunos meses, posponerlo hasta las elecciones presidenciales (de noviembre de 2021) para hacerlo bien”, indicó.

El principal problema que tiene la derecha sería la falta de candidatos dispuestos a postular a un cargo “sin dientes y sin plata” y que, por lo mismo, resultaría más atractivo apostar por las parlamentarias del año siguiente. “Lo que buscan es tener un mejor escenario donde puedan imponer sus candidatos”, asegura el senador DC Jorge Pizarro.

Lea además:

Gobernadores regionales: los números rojos de la derecha y el globo sonda de La Moneda

Felipe Salaberry: el subsecretario de la discordia en la derecha por la elección de gobernadores regionales

Gobernadores de cartón: los nudos no resueltos para la elección de autoridades regionales

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV