sábado, 16 de octubre de 2021 Actualizado a las 16:47

PAÍS

Cote Ossandón le sale al camino a Desbordes y se complejiza puzzle presidencial en RN

por 18 abril, 2021

Cote Ossandón le sale al camino a Desbordes y se complejiza puzzle presidencial en RN
Cercanos al exministro de Defensa aseguran que el ingreso de Manuel José Ossandón a la carrera por La Moneda no le quita el sueño a Mario Desbordes, quien junto al senador díscolo son los dos rostros más destacados de la derecha social. La arremetida presidencial del "Cote" no estaría, sin embargo, del todo libre de complicaciones judiciales, puesto que aún está abierta la causa por fraude al fisco y que habría quedado en evidencia con el alzamiento de las cuentas del senador, que reveló más de 100 transacciones bancarias sospechosas con su secretaria, que comprometen al Instituto Libertad y a funcionarios del municipio de Puente Alto. En cualquier caso, en el torno al exministro de Defensa aseguran que lo que más le preocupa a Desbordes, es la injerencia indebida que estaría ejerciendo el canciller Andrés Allamand y el embajador Nicolás Monckeberg en horario de oficina, en favor del independiente Sebastián Sichel. Por otro lado, en el desbordismo descartan categóricamente los rumores de que el exministro de Defensa bajaría su candidatura para incorporarse al comando de Joaquín Lavín, como también que se convertiría en el ministro del Interior si hipotéticamente el alcalde de Las condes llegara a ganar las presidenciales. "Es una mentira que la están levantando los seguidores de Sebastián Sichel", señalan.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El 29 de marzo cuando la Corte de Apelaciones de San Miguel rechazó la solicitud de desafuero del senador Manuel José Ossandón por tráfico de influencias en el marco de un millonario negocio de extracción de áridos en el río Maipo, el complejo escenario de la definición presidencial en Renovación Nacional se tornó aún más difícil para el hasta entonces único candidato de esa colectividad, el exministro Mario Desbordes. 

Tras conocerse el fallo, de inmediato “Cote” Ossandón comenzó a preparar su arremetida presidencial, enfocándose en los temas en que, a su juicio, la ciudadanía tiene mayor preocupación: crimen organizado, protección social, falta de vivienda y un registro único para los impuestos, en momentos en que el Fondo Monetario Internacional planteara un impuesto "temporal" y solidario a los más ricos.

Desde fines de marzo, el senador le dio vuelta a cómo poder posicionar su candidatura, faltando solo ocho meses para la presidencial. Pero prefirió ser cauto y esperar para oficializar su postulación, que deberá ser como independiente, pues a principio de agosto de 2020 renunció a Renovación Nacional, previo a ser imputado por presunto tráfico de influencias por la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente.

La presunta intervención a favor de la Sociedad Explotadora de Áridos Cavilú, la empresa en que su hijo Nicolás era el administrador, quedó en el pasado. Pero también las encuestas del Centro de Estudios Públicos (CEP) en que el 13 de junio de 2019 Ossandón aparecía como el tercer político con mejor evaluación positiva, detrás de Joaquín Lavín y Michelle Bachelet, llegando a 37% de las preferencias. Ahora tendrá que recuperar todo el tiempo perdido en el que estuvo ausente preparando su defensa judicial y tratar de aparecer en todos los medios, aunque para algunos analistas resultará una tarea cuesta arriba.

“Haber desaparecido siete u ocho meses le jugará en contra a Ossandón. Él ya perdió ese lugar que había ganado y que le era distintivo: llegó a ser el dueño de la calle, en circunstancias que hoy hay muchos que también lo son, como el alcalde Puente Alto, Germán Codina y el mismo exdiputado Mario Desbordes”, destaca el director de la encuesta Tú Influyes, Alex Callis. 

Para el sociólogo, “es difícil que pueda retomar a través de un papel de llanero solitario. Además quedó dañado en la parte ética con la investigación de la fiscalía”. 

Notificación al presidente de RN

Este viernes 16 de abril, una de las primeras actividades que Ossandón planificó fue hablar con el presidente de Renovación Nacional, Rafael Prohens, y tras muchos intentos logró comunicarle que anunciaría su candidatura presidencial en los próximos días. Apenas la llamada telefónica finalizó, las alarmas se encendieron en la colectividad de Antonio Varas, pues el incierto escenario presidencial abriría en el partido una nueva crisis. Esta vez ya no serían los militantes, comandados por el diputado Tomás Fuentes, los que generarían el ruido partidario al pedir libertad de acción para apoyar a Sebastián Sichel en las primarias. Ahora es el senador díscolo “Cote” Ossandón, quien se apresta a destapar una nueva fricción en Renovación Nacional a partir de su decisión de ir nuevamente por la carrera presidencial.

Para algunos militantes que siguen a Mario Desbordes, el que Ossandón haya librado de la Fiscalía por el caso áridos no significa que haya resuelto completamente los problemas con la justicia. Puesto que aún está abierta la causa por fraude al fisco y que habría quedado en evidencia con el alzamiento de las cuentas del senador, que reveló más de 100 transacciones bancarias sospechosas con su secretaria, que comprometen al Instituto Libertad y a funcionarios del municipio de Puente Alto. Insisten en que la Fiscalía hasta ahora no ha pedido desaforarlo por esa causa, pero advierten que eso podría ocurrir en cualquier momento. Y en ese caso su postulación se derrumbaría nuevamente.

Al comando de Lavín

Paralelamente, en los círculos de las distintas candidaturas presidenciales del oficialismo hicieron correr el rumor de que el candidato presidencial de RN, Mario Desbordes, estaría próximo a bajar su postulación, por la escasa adhesión en las encuestas y que se sumaría próximamente a la campaña del alcalde Joaquín Lavín. La versión, sin embargo, es desmentida categóricamente por los cercanos a Desbordes. “Él nunca ha pensado en bajar su candidatura. Es una mentira que la están levantando los seguidores de Sebastián Sichel y es una forma de ninguneo a la labor que ha realizado Mario en estos meses”, aseguran.

En todo caso, fue la propuesta de Lavín y de Desbordes lo que enredó el ambiente en la derecha al lanzar en forma conjunta esa alternativa para presionar al Ejecutivo con el retiro de los fondos de cesantía como una opción al tercer retiro.  

Cercanos a Desbordes agregan que “está descartado 100% que Mario se vaya a trabajar con Lavín a su comando. Y en la eventualidad de que Lavín gane la presidencial, tampoco es opción que el exdiputado se transforme en su ministro. A lo más participaría en algunas reuniones de trabajo, pero no integraría el comando”. Si Desbordes se fuera con Lavín, perdería todo el liderazgo sembrado estos años, advierten.

Descartan además que Desbordes tendría algún problema con la candidatura de Ossandón. En ningún caso le quita el sueño, aseguran, aunque reconocen que es un escenario que no estaba contemplado y que los tomó por sorpresa.     

La indefinición de Monckeberg

Las versiones desmentidas respecto de la incorporación de Desbordes al equipo de Lavín incluso aseguraban que ya estaría definido que el extitular de Defensa llegaría al Ministerio del Interior en un hipotético gobierno del alcalde de Las Condes. Pero “eso no sucederá –añaden los cercanos al ex ministro- porque él retomará el ejercicio de la profesión de abogado y, por otro lado, continuará ligado a la directiva de RN para consolidar la derecha social, en la que junto a Ossandón es uno de sus mayores representantes. 

El problema es que ahora todo se enredó con los cambios de la fecha de las elecciones del 11 de abril. Hasta hace poco se barajaba que el exministro y actual candidato a constituyente Cristian Monckeberg sería la carta segura para suceder al actual timonel de RN. No obstante, el escenario ya no está tan nítido, pues Monckeberg estimaría que es incompatible el rol de presidente de RN y de constituyente. La otra alternativa es que la candidata sea la diputada y esposa de Monckeberg, Paulina Núñez. Y en ese caso, Desbordes les ha asegurado a ambos que, independientemente de quién se presente a la presidencia, él los va a apoyar de todas maneras, porque “es necesario poner la artillería completa encima para evitar que la otra lista, digitada por Carlos Larraín y Andrés Allamand, intenten bajar la postulación de Desbordes”, indica un cercano al exministro de Defensa. 

Tampoco se descarta la opción de que el propio Desbordes asuma paralelamente la opción de ser candidato presidencial y a presidir el partido. Consultado por incompatibilidad de asumir ambas funciones, cercanos a Desbordes lo descartan y advierten que esta última opción podría ser la que finalmente se adopte. 

Llamados desde Buenos Aires

Hace tres meses La Moneda recibió una queja formal de Mario Desbordes porque autoridades de gobierno no estaban respetando la prescindencia frente a las opciones presidenciales del oficialismo, particularmente al apoyar abiertamente la candidatura del independiente Sebastián Sichel y durante horas de oficina. 

Sin embargo, de nada sirvió la queja -aseguran en el desbordismo- pues han seguido operando durante estos últimos meses en favor del expresidente de BancoEstado. “El Presidente Piñera no se atreve a hacer nada. Y lo peor es que el embajador de Chile en Argentina, Nicolás Monckeberg y el canciller Andrés Allamand llaman en horario de oficina a los dirigentes para buscar apoyos a Sichel. Incluso hay llamadas que se han hecho desde teléfonos fijos. Ellos están operando full”, aseguran los cercanos a Desbordes.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV